miércoles, octubre 30, 2013

Por culpa del #TerritorioG




Creo que hoy hemos tenido un #TerritorioG muy interesante sobre la CULPA , para lo que hemos contado con la ayuda del profesor de Bioética de la UCAM, Juan Antonio Marín, y nuestra inefable, Angustias Egura. Como siempre, el buen hacer de Julián Vigara que siempre está al quite con alguna sorpresa y con ojo para que nos pasemos con los tiempos y los pitos. Puedes escuchar el PODCAST aquí.  

Merece la pena que lo escuches porque todos, el que más y el que menos sentimos la culpabilidad en algún momento de nuestras vidas...a veces por cosas insignificantes, incluso.

domingo, octubre 27, 2013

Los sustitutos del amor







   


El otro día alguien me comentó que no necesita ser querido. Que tiene cariño y compañía pero que no es una necesidad, sino una suerte. Cómo le envidio. Creo que los seres humanos nos dividimos entre quienes tienen esa seguridad, ese sentirse a salvo desde siempre y quienes, por las circunstancias que sean --infancias tormentosas o decepciones varias-- nos pasamos la existencia mendigando el amor. O El sustituto del amor que canta Madonna (The substitute for love).

Cuánta gente busca la gloria, la aceptación para evitar ese vacío espantoso en sus vidas. Salimos al mundo después de la nutricia gestación; una madre nos amamantará, nos cuidará pero no eternamente. Desconozco el motivo, pero hay humanos incapaces de salvar la desconexión que pierden con aquellos a quienes amaron o que les protegieron. Padres, familiares,  amigos de la infancia o personajes posteriores que se incorporan a nuestra biografía.

El otro día preguntaba por el sustituto del amor en las redes sociales.  El amor tiene difícil sustitución. Madonna explica en su canción: "Intercambié fama por amor, sin pensarlo dos veces. Se convirtió en un juego estúpido, algunas cosas no se pueden comprar. He viajado por el mundo en busca de un hogar y me he sentido muy sola en habitaciones abarrotadas. He tenido tantos amantes que venían a mi buscando la emoción, un resplandor de mi brillo y nunca fui feliz. Tengo lo que buscaba con tanta desesperación pero hoy he cambiado. Tu cara es mi sustituto del amor. Y por ti esperaré".

La conclusión es que el amor sólo se sustituye con más amor. Ese que es gratis, desinteresado, complaciente. Ni con sexo, ni amistades locas, ni amigos de Facebook, ni siquiera con un móvil de última generación que nos ofrece la ilusión de estar conectados a todas horas.  Si uno está perdido, lo está siempre. Y si cambia su punto de vista, quizá comprenda que nosotros somos nuestros mejores amigos y que no podemos vivir al albur de los demás.

A veces ocurre el milagro del amor, pero es insensato perseguirlo.


Los que han carecido de cariño en la infancia arrastran un sentimiento de culpa eterno. Porque el niño siempre piensa que todo cuanto acontece a su alrededor es por su causa. Si es bueno, se sentirán orgullosos. Si es malo, se sentirán culpables.  Y se pasarán la vida persiguiendo la aceptación ajena. Madonna y tantos que buscaron sobresalir, incluso que lo lograron, quizá sólo ansiaban una palmadita en la espalda pero no de cualquiera, sino de esa persona que para ellos era el objeto de su amor ¿De qué les sirven estadios con 20.000 personas coreando su nombre si su padre jamás les dio un beso de buenas noches o les dijo "Te quiero"?

Detesto ser dramática. La sencillez del All you need is love de los Beatles lo explica todo. El Gollum se aferraba a su "tesoro", era el sustituto a una vida perdida en pos de la nada. Pero él nos demuestra a la postre que esos sucedáneos nunca nos colman ni nos alimentan. En todo caso, añaden kilos de más o descubiertos en la cuenta corriente.

Hace años un amigo me demostró que lo material es inútil. Hoy me quedan sus pulseras, o algunos colgantes que me regaló pero falta lo esencial porque esa persona ya no está. Los objetos testimonian lo que fue y ya no es. Como un perfume del pasado.

El otro día pensé escribir sobre el amor. No sé porqué. Como decía Sabina: "Uno no elige lo que escribe. Lo escrito le va eligiendo a uno".

sábado, octubre 26, 2013

El baile en #TerritorioG

Esta semana tuvimos un #TerritorioG desinhibido y divertido, dedicado al baile. Según Oscar Wilde, una manifestación vertical de un deseo horizontal. Conocimos a chicos que bailan y que lo hacen bien, incluso que enseñan a bailar, como los profesores Antonio Morales y  José Luis Navarro, además de nuestra oyente estrella, Angustias Egura. Para escuchar el enlace pincha aquí


Y algunos temas para animarse


 






miércoles, octubre 23, 2013

Somos tiempo





Vayamos a la primavera
Cueillez dès aujourd’hui les roses de la vie.

Porque somos tiempo,
tiempo que se agota,
que perdemos
en olvidar quienes
fuimos.
Por eso,
vayamos a la
primavera,
n’attendez à demain.

Ese es nuestro
origen, la verdad del
mundo. 
Grita conmigo,
abandona el circunloquio
circunspecto y atrévete.
Sé osado.
Arráncame las horas
y los besos.
No habrá momento 
más hermoso que este
momento.

domingo, octubre 20, 2013

Lolita y la destrucción del amor







"En verdad, Lolita no pudo existir para mí si un verano no hubiese amado a otra...". Así explica y justifica Nabokov el amor perturbado, impúdico, frenético, agonizante de Humbert Humbert por una niña de 12 años. El profesor se quedó colgado de una pasión adolescente que reconoció inmediatamente cuando conoció a Dolores "fue un amor a primera vista, a última vista, a cualquier vista".

La justificación literaria esconde sin embargo una verdad absoluta. Nos atrapa aquello en lo que nos reconocemos, de tal forma, que sólo dos personas muy determinadas, en instantes puntuales pueden percibir con nitidez cegadora esas señales que nadie más capta, por mucha gente que haya alrededor. Igual que la tragedia se circunscribe a un momento íntimo, como un cañón de luz que se proyecta sobre la sangre derramada, el amor irrumpe en la vida de los mortales: siembra caos alrededor para crear una cosmogonia particular que sólo comprenden exactamente las dos personas implicadas. El amor es una fuerza que transforma y destruye.
Para crear hay que romper el orden establecido.

Los buenos amantes siempre hablan el mismo idioma. Se comunican con las mismas claves, vibran en la misma escala del pentagrama, sueñan con los mismos colores. Ven la vida con los mismos ojos. Llegar a ese grado de compenetración no es algo espontáneo. Existe primero el germen y la brutal atracción que es un visitante incómodo en ocasiones Pero, al igual que somos cabeza y corazón; vísceras y carne, también somos eternos. Somos alma. 

Hay parejas que no necesitan palabras. Sus señales son más poderosas en el silencio (The sound of silence). Cuando uno de los miembros se marcha, el otro se queda mudo, sordo, ciego. Nadie le comprende. Se queda colgado en un mundo que le es ajeno porque falla ese interlocutor que le interpretaba a la perfección. El otro es un demiurgo, que  esculpe, que saca lo auténtico que hay en nosotros,  con cincel y martillo va delimitando nuestros perfiles. Probablemente, nosotros hicimos igual con nuestro partenaire: le recordamos quien fue, su verdad esencial

Miro parejas ancianas, jóvenes y en todas ellas contemplo ese gesto de agradecimiento, de sentirse en casa, a salvo. Son esas parejas bien avenidas que, arriesgadamente, en algún momento de sus vidas decidieron dar vacaciones a la cabeza para quedarse con el corazón y el instinto, con alguien que hablaba su mismo idioma. Juntos inventaron un nuevo lenguaje, que les pertenece sólo a ellos. Que nadie más comprende.

Nabokov justifica a Humbert Humbert porque debe hacerlo, porque enamorarse de una cría es perverso,  es un tabú, pero él tenía que contar esa historia ¿Por qué? Quizá hubo una Lolita en su propia vida,  30 años menor, mascadora de chicle, con trenzas y pedorra que, sin embargo,  captaba a la perfección sus señales. Y él las de ella. Es fácil y lógico pensar que él la corrompió para siempre llevándola por el camino del pecado, aprovechándose de la sabiduría que le otorgan los años pero, a fin de cuentas, Humbert Humbert es casi siempre un monigote, una marioneta en manos de la chiquilla. Si el amor no tiene edad ¿Por qué rasgarnos las vestiduras? Mi cabeza me dice que si tuviese una hija condenaría al viejo profesor, le cortaría los huevos incluso, pero mi corazón me ha demostrado que es imposible comprender qué ocurre en las relaciones entre dos personas que se quieren, o  que se quieren y se odian.  Da igual la edad que tengan. La experiencia también me demuestra que en esas historias de amor creativo, de amor de picos,  los dos componentes  se transforman mutuamente y son, mutuamente,  víctimas y verdugos.

viernes, octubre 18, 2013

Territorio G con Andrés Rodríguez de Spainmedia





En el  #TerritorioG de esta semana hemos tratado de de ocio, cultura y prensa con el director de Spain Media, Andrés Rodríguez @ArodSpainMedia . Periodista-emprendedor y fundador de un grupo editorial muy creativo que publica cinco cabeceras en España: Harper´s Bazaar, Esquire, Robb Report y la revista de viajes Orizon. Acaba de lanzar la edición española de Forbes, que también dirige él mismo.
Nos preguntamos si la cultura tiene género. Si hay productos editoriales, literiarios,cinematográficos, más de hombres que de mujeres y, de paso, si leer Forbes nos ayudará a ser más ricos. Como siempre, con Julián Vigara en Murcia en la Onda.
Para escuchar el programa,  pincha aquí





martes, octubre 15, 2013

Homenaje a Calderón en Madrid, 19 octubre



Homenaje a Juan Carlos Calderón en Madrid con El Consorcio, Pedro Iturralde, Teresa Escalera e Inma Shara
·       19 octubre. Hotel Auditorium (20.30h) en beneficio de la Fundación Padre Arrupe

El próximo sábado 19 de octubre se rinde homenaje a uno de los grandes compositores y arreglistas que ha dado nuestro país en su historia reciente: Juan Carlos Calderón. Será en el Hotel Auditorium de Madrid (Avda de Aragón, 400. 20.30 horas) con un evento en el que actuarán artistas con una vinculación personal y profesional muy cercana a él.

En el concierto homenaje participará la Orquesta "Séptimo Arte", dirigida por Inma Shara, la pianista y nieta del compositor, Teresa Escalera; el saxofonista Pedro Iturralde, con su grupo de viento y El consorcio. Dicho evento se realiza en beneficio de la Fundación Padre Arrupe (http://www.fundacionpadrearrupe.org/)
El programa es el siguiente:
Primera Parte
Teresa Escalera, nieta del compositor
Etude Opus 10 nº 4 (Chopin)
Etude Opus 25 nº12 (Chopin)
Pedro Iturralde y el cuarteto de jazz Improvisaciones
Instrumentales, con Inma Shara y la Orquesta Sinfónica Séptimo Arte
O tú o ninguna (Teresa y orquesta)
Canción triste (Teresa y orquesta)
Melodía perdida
Bandolero
Segunda Parte
Con la participación de El Consorcio
La otra España
El vendedor
La llamada
Secretaria
Pange lingua
Vencedor o vencido
Tómame o déjame
Quien te cantará
Piel/Búscame
Eres tú
PARA RESERVAS DE ENTRADAS:  91-700.02.24


Homenaje a Juan Carlos Calderón






El sábado 19 de octubre será un día muy especial porque le rinden un homenaje (otro) a mi querido amigo Juan Carlos Calderón (Hotel Auditorium de Madrid a las 20. 30h) . Para mi es especial porque estaré y porque creo que hay una suma de elementos que lo harán inolvidable. La Orquesta 7º Arte, dirigida por Inma Shara, tocará algunas de sus composiciones más conocidas ¿Os acordáis cuando interpretó la versión jazzeada de  "O tú o ninguna" en Murcia? Pues imaginaos eso orquestado y con su nieta Teresa Escalera tocando al piano la parte de jazzística. (Teresa es una excelente pianista, con 13 años ha ganado varios premios importantes. Una auténtica crack).  El saxofonista Pedro Iturralde también interpretará algunos temas con su grupo de viento y El Consorcio, una selección de canciones, de esas que todos llevamos en la memoria y el corazón. Será emocionante sin duda. Los que estéis en Madrid tenéis la oportunidad de asistir a un evento así de especial y contribuiréis a ayudar a la Fundación Padre Arrupe. 
En este enlace hay más información.

http://www.fundacionpadrearrupe.org/

Y también pinchando aquí

domingo, octubre 13, 2013

Amantes de alto rendimiento






Tú, yo y mi móvil.  Desde hace unos años siempre hay un tercero en las relaciones. Incluso un cuarto. Pero desde luego, el celular no falta. ¿Os acordáis? Hubo un tiempo en que ni sospechábamos de su existencia, o eran un mamotreto enorme, como la caja de zapatos de Herman Munster. Lo llevaban ciertas personas de estatus o posiciones estratégicas para una urgencia. 
De caja de zapatos pasó a zapato y los aparatos mutaron en un sinfín de tamaños y colores. Hoy el móvil es algo así como un salva slip. Por el tamaño, claro, no porque te lo pongas en semejante sitio...aunque todo se andará. Las aplicaciones Passion y Sexmeter te conminan a llevarlo en el bolsillo trasero del pantalón o dejarlo junto a la almohada mientras mantienes relaciones sexuales. Luego el móvil, va y te puntúa: "Perfect", "Bad" o el siempre esperanzado "Try again".  Es una aplicación parecida a "Endomondo" o" Sports tracker". O sea, de training: pulsaciones, ritmo, calorías quemadas pero ¿Qué hay de la pasión? ¿De las palabras sucias? ¿De los gemidos? ¿Los estertores? ¿Qué hay del romanticismo? ¿De las miradas? ¿De los olores?

¿Qué hay del amor?

Imaginaos. Llegará un momento que estos amantes de alto rendimiento persigan la excelencia mensurable y se olviden de todo lo demás. Es decir, de lo que de verdad importa. Lo que se graba en nuestra memoria: los gestos, la complicidad. El maravilloso feeling intangible.

Tiene gracia que existan también aplicaciones para enseñarte a besar (sí, sí, pones los labios encima y el móvil te dice si lo haces bien o eres un puto desastre) pero me parece una guarrería llenarlo todo de babas, con el consiguiente riesgo de que aquello quede inutilizable para siempre. Además ¿Por qué darle autoridad a un móvil para juzgarte? ¡¡Pero si tan siquiera tiene labios!!

El móvil proporcionaba hace unos años esa plus de intimidad. Llamabas desde cualquier sitio: véase calle o cuarto de baño. Podía darse el furtivismo, la peligrosidad y la alevosía. Esas fotos subidas de tono que han viajado por el ciberespacio, las palabras que han invadido los buzones de los sms. Ese acto de llenar el buzón de tu objeto de deseo cuando no había posibilidad de vaciarse en otro sitio.

Hoy, sin embargo, nos delata. Sabe por dónde nos movemos. Incluso ofrece tal información a los posibles candidados (Grindr) pero también fiscaliza nuestras llamadas, horas de conexión al whatsapp;  si leemos; si contestamos o no ; Hoy es una descarada intromisión en muchos encuentros  amorosos. El móvil no se apaga y ahí está, vibra que vibra, mientras lo que debería vibrar es otra cosa.

En ocasiones, sospecho que detrás de cada terminal hay un ojo escrutador que ve todos nuestros actos y declaraciones. Todas nuestras fotos: asépticas, incómodas, sexys, descarnadas. Un tipo que percibe el grado de emoción cuando tratamos con un interlocutor cualquiera: tu madre, tu jefe, tu amigo de la infancia o esa persona que te hace tilín (aunque cada vez hablemos menos y escribamos más); incluso lo barema: "perfect", "bad" "try again". Un tipo que nos vigila, cómodamente apoltronado en una chaise long diseñada por Le Corbusier, desde el mundo inmaculado de las nuevas tecnologías. Ese amo nos controla. Se sirve un daikiri, pasa pantallas con su dedo virtual: "veamos  a zutanita, qué tal le va con menganito"; "Oh, no, querida. No merece que llores por él. Los cuernos no te dejan ver el bosque". "¡Si no lo veo no lo creo. André se decide a salir del amario!

Y juega con nosotros, como un loco creador del Show de Truman.

miércoles, octubre 09, 2013

El otoño en #TerritorioG





Ayer estuvimos hablando del Otoño en #TerritorioG con la colaboración de la formadora y asesora de imagen, Carmen Martínez Morales, autora del blog VisteMucho, donde encontraréis información muy interesante sobre moda, complementos, estilo y tendencias. Muy interesante. Canciones de otoño (sólo una pincelada) visiones posibles, como la de Angustias Egura vestida de tartán o en conjuntito lencero y, como siempre, el buen hacer de Julián Vigara. Yo hago lo que puedo. Espero que os guste. Pincha, pincha aquí que no duele y podrás escuchar el podcast. 

domingo, octubre 06, 2013

El porno o la vida







Todo empezó el día que Max Pradera me sugirió: "deberías escribir un artículo sobre esas personas que intentan imitar todo lo que ven en las pelis porno".  Me vino inmediatamente a la cabeza esta frase  hecha: "El porno ha hecho mucho daño" y una pregunta: "¿De verdad?" Creo que esta aseveración carece de fundamento, a no ser que uno sea incapaz de distinguir realidad de ficción. Es más, Miguel Ángel Hernández, sostiene que la pareja que ve porno unida, permanece unida. A pesar de que las comparaciones sean odiosas y a pesar de que el porno está dirigido, básicamente, al público masculino (films de Erika Lust, aparte).  Este producto, salvo excepciones --y no se me ofendan los señores-- suele ser obsceno y denigrante para la mujer que, últimamente siempre acaba bañada por el semen del macho con cara de haberles tocado el premio gordo de lotería. Un horror.


Las pelis de hoy son básicamente escenas: planos, contraplanos  y planos detalle. No hay argumento, nudo y desenlace, sólo un escenario y fantasías. Recuerdo la primera vez que un viejo amigo (amante muy experimentado, por cierto) se sorprendió porque una chica le pidió que le diese cachetazos en el culo. Aún no se había enterado de la existencia de Grey, que, dicho sea de paso, tampoco es la vida --por suerte -- porque ésta se escribe incluso mejor que la farragosa y repetitiva novela.

Realidad y ficción son ámbitos diferentes. El otro día entramos en un ascensor Enrique Ujaldón, Antonio Rovira, Arcadi Espada, Pepa Plaza y servidora (no penséis cosas raras, acababa de terminar la charla e Arcadi) y lo solté en voz alta." Ni loca me monto una escena de ascensor con estos calores y con mi claustrofobia"
--Sobre todo porque  aquí no hay pisos altos --sucribió  sabiamente Rovira. 

Y es que los mitos se derrumban como una montaña de azúcar en el viento. En el porno todo es brutalidad, súper miembros, coitos de media hora, salvajes embestidas y cuerpos perfectos. "No sabéis cómo os entiendo, porque además de todo eso tenéis que competir con un mercado de potentísimos vibradores", añadí. Hubo carcajadas, sí ,pero ¿Me falta razón?. Por eso aprecio y valoro al género masculino. No porque seáis mi materia prima, como decía Arcadi, sino porque si a nosotras la sociedad nos obliga a ser Barbies, lo vuestro creo que a veces es peor.

Por suerte, la vida es más simple que todo eso. Cierto que hay maravillosas escenas de amor que todas hemos soñado vivir como las de El Paciente inglés, o Infiel;  el acto arrebatado de Vincent Martínez con Deneuve en Indochina, o la desatada pasión de Irons en todos sus roles amorosos: LolitaHerida e incluso Madame Bovary. Pero también es cierto que hombres y mujeres pueden repasar mentalmente hermosos escenarios, tórridos besos y caricias de alto voltaje grabadas para siempre en la piel y el corazón. A un espectador de peli porno le aburrirían, claro, pero ¿Qué criterio sentimental, amoroso y erótico puede tener alguien que ve sólo y exclusivamente porno?

Hacer el amor en una escalera de mármol de un palacio veneciano tiene sin duda un valor estético. Igual que el famoso sexo en la playa, en un campo de trigo bajo la lluvia (Macht Point); o de pie, junto al pasamanos de una entrada al metro (Nueve semanas y media). Pero las escaleras se te clavan, la arena pica, el trigo produce estornudos y el metro huele fatal. Y es una suerte porque la vida es así de rica. Mucho mejor que el porno. Dónde va parar.

La foto es de Sara Saudkova

TerritorioG dedicado a los pechos




La semana pasada tuvimos un #TerritorioG dedicado a los pechos que ha sido de los más divertidos que recuerdo. Gracias a Miguel Ángel Hernández Navarro por su visión experta no exenta de cachondeo. Gracias a Marcos Egea Gutiérrez-Cortines que, aunque por escrito, nos ha dado una visión muy clara de qué es en realidad lo que marca la diferencia a la hora de "la atracción" (físicamente hablando, claro). Y gracias, sobre todo, a nuestro reciente fichaje Angustias Egura (Mercedes López) Que nos hace aterrizar en la realidad pura y dura. Julián Vigara, eres el 50% del #TerritorioG...I LOVE YOU :) . Para escucharlo pincha aquí.

viernes, octubre 04, 2013

Guapa con la radiopuntura




La radiopuntura capacitativa consiste en aplicar ondas electromagnéticas en puntos diana de la superficie corporal. Estas ondas producen estímulos radioeléctricos que facilitan la comunicación intercelular en el organismo y generan de forma específica y modulada la liberación de sustancias neurotransmisoras (dopamina, serotonina, endorfinas, cortisol) en el sistema neuroendocrino, que a su vez van a  amornizar el tono muscular de los músculos faciales y del resto de la cabeza dando una expresión facial agradable sin alterar la expresión fisiológica. Esta técnica basada en conceptos acupunturables y no acupunturables tiene el valor añadido de producir un bienestar emocional. Desde el punto de vista estético, nos va a mejorar otros problemas como la congestión facial por retenciones hídricas, tales como las bolsas de ojos.
(Pide tu sesión de radiopuntura. Llama al 968 234180)