viernes, junio 23, 2006

VENGO "ESCOÑÁ" DEL "NIKEA"


Así mismico se lo ha soltado mi madre hace un rato a mi tía Juana, cuando hemos llegado a verla a su casa. "Eso es muy grande, hija, pero yo no encuentro ná". Yo, que soy bastante más joven que mi madre opino como ella. Que ir al IKEA es un escoñamiento. Ir con un niño, como es mi caso, es, directamente un atentado a mi zona lumbar, que está gritando ¡¡Ayudaaaa!! todo el día.
Al IKEA hay que ir un montón de veces para dar con lo que quieres, que el mueble se te ajuste a las medidas de tu habitación, que el color corresponda,que pegue con la pintura de las paredes y que sea funcional (porque, vamos, los productos de allí no son piezas de coleccionista). Y encima, hay que montar los muebles. Eso es el summum. Yo pertenezco a ese bando que advierte del peligro del "Hágalo usted mismo". Es una encerrona total y para los que curramos como posesos toda la semana, pues una pérdida de tiempo.Prefiero echar la siesta --qué queréis que os diga-- que ponerme con las "construcciones". Probablemente jugué poco al Tente, o mucho, pero, vamos...Que el que se inventó eso del "Bricomanía" no sabe el daño que ha hecho, y hace, a los hogares españoles.Mi marido es fan de IKEA y de Bricomanía, con eso lo digo todo.
Odio el "Nikea" porque me ha chupado algunos fines de semana, porque tanto mogollón me provoca cefaleas y, sobre todo, porque me obligan a ir por un sendero marcado como si fuera un borrego.Por si fuera poco, se te van dos horas viendo chorradas y al final te acabas gastando una media de 100 euros en idem. Que si velitas, que si luces de plástico para el patio, que si jarrones...¡¡Es tan barato!! ¡¡Pero para qué co...quiero yo tanta vela!!, me digo cuando me pongo a limpiar mi casa.
Desde aquí lo digo. Yo quiero vivir en un catálogo de Casa Marie Claire. Quiero llegar y que todo esté "nikelao", pero que lo maquee otra. Servidora necesita un break después de tres horas en el "NIKEA" persiguiendo a mi hijo, cama tras cama, sofá tras sofá...
Además, en el "NIKEA", todo es sospechoso. Sabes que lo que te llevas no es bueno, bueno. Es apañao, pero a mí no me convence. Porque lo fetén está en esa tienda megapija de al lado de la Catedral, que me encanta, pero que me entran sudores fríos sólo de asomarme al escaparate. Es un quiero y no puedo, y como mi religión me prohíbe eso del NOPODER, no me resigno al "NIKEA". Si no le gusta a mi madre, que es una sabia de tomo y lomo, por algo será.

6 comentarios:

macl dijo...

Es verdad que IKEA es un follón. Es una maquinaria comercial impresionante, y lo peor es que entra tan bien por los ojos que te lo llevarías todo. Tras varias visitas, yo creo que ya me lo estoy aprendiendo. Si tienes claro lo que quieres (el catálogo está en la web), cruza por los atajos, y ¡no mires los decorados!

Una de las cosas con las que juegan es la sensación de poder que da el pensar: ¿y semejante habitación la podría montar yo con estas manitas? Y la verdad es que no es muy complicado de montar. La mayoría de los muebles son verdaderamente ingeniosos y quedan muy bien, incluso montados por manazas como yo.

Desde luego, esto va por fases. Ahora veo mi casa, y empiezan a no gustarme los muebles que me encantaban cuando la compré. Supongo que es evolución natural. También es cierto que al principio tenía una mano delante y otra detras, y ahora puedo "estirarme" un poco. Por supuesto, todavía no me permiten ni pisar la tienda de al lado de la Catedral. Pero todo se andará... :-)

LOLA GRACIA dijo...

Sí, es verdad que hay atajos, pero explícaselo a un nene de dos años y medio que le encanta subirse en todas las camas y sofás de la tienda ja,ja. Con lo de los muebles me pasa igual. Que me encantaban cuando los compré y ya ando algo cansada de ellos. No del todo, claro, sería preocupante. Pero no son ni escandalosamente modernos ni escandalosamente caros. Yo pisé la tienda de la Catedral...pero, vamos, si puedes pagar a plazos y compras algún mueble en rebajas a lo mejor hasta te llevas algo.
Un saludo

brigate dijo...

Lola...con este te has sembrado jajaja...todavía ando riendome de leerlo.
Yo sobre el Ikea no puedo opinar..no tengo pasta ni para comprarme una misera caja de zapatos donde independizarme.
Un besito

LOLA GRACIA dijo...

Brigate
Haz el favor de poner tu blog..que lo visite de una vez, guapetona. Todo se andará, lo de la casa, digo. Si no te fuera tanto a Punta Cana!!! ja,ja. Quien sabe. A lo mejor ponemos un chiringuito y todo

brigate dijo...

Mi blog es www.brigate.blogspot.com , pero como no soy tan famosa como tú...pues solo lo leo yo jajajja

nomesploraria dijo...

Pero que risa. Yo es que en el Nikea tampoco encuentro ná y me se quedan los pies que los tengo que poner al baño maría.