miércoles, octubre 22, 2014

VALÉRIE TASSO INAUGURA EL CICLO SOBRE LIDERAZGO FEMENINO CON UNA PONENCIA SOBRE EL EMPODERAMIENTO SEXUAL DE LA MUJER



· El Ayuntamiento de Mazarrón acoge hasta el próximo mes de abril ponencias y debates sobre el nuevo papel de las féminas en la sociedad
· Todas las charlas se celebran en el Centro Cultural de Mazarrón a las 20.00 h

Valérie Tasso inaugura el  jueves 23 de octubre el ciclo sobre Liderazgo Femenino con una ponencia sobre "el empoderamiento sexual de la mujer". La charla tendrá lugar en el nuevo Centro Cultural de Mazarrón, a partir de las 20.00 horas.

Según Tasso, durante la charla, además de repasar el concepto de manera general, "abordaremos más concretamente la sexualidad de la mujer y veremos si realmente, a la fecha de hoy, las mujeres hemos conseguido esta “toma de poder” sobre nuestro cuerpo. ¿Estamos más liberadas sexualmente que antes? ¿O se trata de una gran falacia sibilina del sistema? ¿Hemos pasado, las mujeres, de ser un “objeto deseable” a ser “un sujeto deseante”, papel que correspondía, hasta ahora, a los hombres?"

Y añade que se habla de “empoderamiento” al proceso de transformación mediante el cual "cada mujer deja de ser “objeto” de la historia, la política y la cultura; deja de ser el objeto de los otros, es decir, deja de “ser-para-otros”, y se convierte en sujeta de su propia vida, en “ser-para-sí-misma”, en protagonista, esta vez, de la historia, la cultura, la política y la vida socia"l.
El Ayuntamiento de Mazarrón acoge hasta el próximo mes de abril ponencias y debates sobre el nuevo papel de las féminas en la sociedad. El ciclo se compone de seis charlas y seis mesas redondas en las que está prevista la participación de destacadas voces del mundo de la empresa, el arte, el periodismo, la política y la sociedad, entre las que cabe destacar la propia Tasso, Soren Peñalver, Nativel Preciado, Elizabeth Trallero, Alicia Kauffman o las políticas Lola Gónzalez (Podemos) o Cristina Gutiérrez Cortines (PP); así como la presidenta de OMEP, Manoli Marín Gómez, entre otras.
VALÉRIE TASSO
(Región de Champagne-Ardenne, Francia, 1969)
Revolucionó el panorama literario de nuestro país en 2003 con su Diario de una ninfómana, cuya protagonista vive por y para el sexo, lo que la lleva a experimentar situaciones tortuosas e, incluso, a ejercer la prostitución. Valérie Tasso es Licenciada en Ciencias Económicas y en Lenguas Extranjeras y, aparte de colaborar en distintos medios (Canal Sur, La 2) como experta en temas de sexo, ha escrito también Paris la nuit, El otro lado del sexo (Mondadori) y Antimanual de sexo. Su trabajo ha sido traducido a más de 15 idiomas. Su último libro se titula El método Valérie.

lunes, octubre 20, 2014

Presentado el ciclo Liderazgo Femenino, que se desarrollará en Mazarrón desde octubre de 2014 a abril de 2015




El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Mazarrón, Ginés Campillo, ha presentado en rueda de prensa el ciclo “Liderazgo femenino”, que se celebrará en el municipio costero de Mazarrón (Centro Cultural) desde octubre de 2014 a abril de 2015 y que , según afirma, “pretende mostrar una pluralidad de voces e inquietudes que conviven actualmente en el ámbito de las mujeres y de su influencia positiva en la sociedad”.

La presidenta de OMEP (Organización de Mujeres Empresarias de Murcia), Manoli Marín Gómez, ha subrayado el importante papel que están jugando las mujeres en estos momentos a la hora de emprender, de hecho, Murcia es una de las Comunidades Autónomas que lidera el crecimiento de Autónomos en 2014, con un incremento del 2.5% y el número de negocios regentado por mujeres ha crecido en este mismo porcentaje, frente a un 1,9% de los hombres
A pesar de la aún existente desigualdad entre hombres y mujeres, este ciclo quiere dejar patente un nuevo orden en los sistemas organizativos, cada vez menos jerárquicos, más horizontales, que posibilitan la convivencia de puntos de vista divergentes sin grandes dramas ni problemas. Un nuevo tipo de “sociedad” que se extiende no sólo al ámbito laboral, sino también al político, comercial, artístico y familiar.

El ciclo, organizado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Mazarrón, y coordinado y creado por la periodista y escritora Lola Gracia, constará de seis ponencias y seis mesas redondas, y cuenta así mismo con la colaboración de OMEP


Charlas



Valérie Tasso


Elizabeth Trallero



Nativel Preciado



Alicia Kauffman

Valérie Tasso inaugura las ponencias el 23 de octubre con una charla sobre el “Empoderamiento sexual femenino”. El poeta y escritor Soren Peñalver también ofrecerá una visión global de la mujer, desde el mundo antiguo hasta nuestros días en dos charlas (noviembre y abril). En este ciclo también está prevista la participación de la periodista y escritora Nativel Preciado (Líderes mujeres del mundo político en el mundo, 5 de febrero); La CEO y profesora de marketing Elizabeth Trallero (25 de febrero) y la socióloga Alicia Kauffman (9 de abril).

Las mesas redondas tratan diferentes aspectos de la realidad empresarial, social, cultural y política de la mujer y son las siguientes:

12 diciembre
Mujer y el mundo académico y literario
Soren Peñalver, escritor y poeta
Aurora Gil Bohórquez, escritora
José Belmonte Serrano, profesor de Didáctica de la Lengua y escritor

18 diciembre

Modelos locales de gestión con visión
global dirigidos por mujeres
Mesa Redonda
Soledad Díaz, Presidenta de Hostemur
Laura Fuertes, empresaria El Pozo
Yolanda Muñoz Gómez, directora general de Ordenación del Territorio CARM

19 Febrero

La mujer en los medios de comunicación hoy -Mesa redonda
Fuensanta Martínez
Jefa de prensa del Colegio de Farmaceúticos
Alexia Salas
Directora de El Noticiero
Lourdes Pons-Trénor
Editora de Malas
Alberto Aguirre de Cárcer
Director La Verdad de Murcia

7 Marzo

Mesa redonda-El desafío del liderazgo femenino en la empresa actual
Manuela Marín Gómez. Presidenta de OMEP
Carmen Botella. Empresa. Acceso Eventos
Antonia Griñán García. Tessai.
Luisa Dólera-Tesorera de OMEP

Mesa redonda-Jóvenes empresarias en tiempos de crisis
Mirian López: Brote-Brote
Amparo Martínez Vidal: Arquitecta
Montserrat Medina-Directora de Greenhouse Consultores
Macarena Perona- EDL Abogados
Carolina Mediero- Gerente de operaciones y comunicación de Mac Donald

10 Marzo

Mesa redonda políticas
Cristina Gutiérrez Cortines- Diputada europea PP
Lola González-Diputada europea Podemos
Maria Antonia Martínez- ex presidenta de la CARM

domingo, octubre 19, 2014

Amigovio








La vigésimo tercera edición del diccionario de la Real Academia de la Lengua ha incorporado una palabra nueva. Esta es "Amigovio".  Suena tan fea que llama la atención. Según la RAE un amigovio es una "persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo".  Según los expertos lingüísticos  esta definición  es un término coloquial popular en Argentina, Paraguay, Uruguay y México.
Imagino que es la versión latinoamericana de follamigo que, personalmente, también me parece un horror.
Amigovios y follamigos no son nada, ni chicha ni limoná. Entiendo que haya personas a las que este tipo de relación ligth, pan sin sal, sucedánea y sin implicación emocional ninguna les enganche, incluso les guste, pero ¿Había necesidad de torturar a la humanidad con semejantes palabros?

En cualquier caso, se me ocurren varias consideraciones al respecto: amigovio, me suena a agobio. Quizá a nuestros coparlantes de América Latina les resulte lo más chévere pero, personalmente, para mi combina lo peor de una relación indeseada: un amigovio es esa persona que tú quieres más que él a ti y que, encima te exige. No mucho, sólo cuando pica en determinado sitio.

Es interesante la necesidad que tenemos de ponerle nombre a todo. Si esa relación no es nada ¿Por qué hay que designarla? Si una relación no es relación ¿No sería más correcto que se quedase anclada en el limbo de los conceptos sin nombre? Si uno quiere definir "algo" que sea para ennoblecerlo, para menospreciar y denigrar ya está la vida real, que es muy puta.

Lo cierto es que cualquier tipo de relación pasa por tantas fases que si anduviéramos que estar definiendo a cada rato, sería agotador. Yo que amo las palabras, que considero que pueden cambiar el mundo, tiro a la basura amigovio y follamigo. Es más, voy a dar de baja a mis amistades que me las mencionen a menudo. Pasarán de "amigos" a entes carentes de fundamento e incluso sentimiento.

Amigovio y follamigo son fruto de esta sociedad despersonalizada y cruel. El ser humano cada vez importa menos. Al otro, al que nos acompaña en el camino de la vida, le rebajamos, lo colocamos en la estantería "low cost" y esperamos que encima lo acepte encantado. Pues yo no paso por ahí. Prefiero quedarme sin amigos o, como decía John Lennon, sólo con los adecuados.

Rebajar al ser humano a su extinción completa es algo imparable. Vas un peaje y no hay nadie; Te gastas 300 euros en una de esos grandes almacenes que venden toallas, macetas y te invitan al bricolaje suicida (y no, no nombraré a la susodicha tienda) y encima pretenden que tú te auto cobres. Me parece impresentable. Lo último será lo siguiente. Cuando vayan a un parking de un aeropuerto lo encontrarán vacío. Las empresas prefieren pagar de más si algún cliente se pasa de listillo, a tener contratado un señor de carne y hueso que te pueda resolver un problema. Un tipo se te aparecerá tras una videollamada. Quizá cuando la tecnología mejore, nos pondrán un holograma. Y como somos unos borregos insensibles y sin corazón, tragamos con todo.


Hay palabras que la RAE debería repugnar porque rebajan la categoría y la clase. Si dos follan y entre ellos no hay nada me parece perfecto, pero, por favor, dejen al lenguaje en paz.

miércoles, octubre 15, 2014

Presentación del ciclo Liderazgo Femenino que se celebrará en Mazarrón el curso 2014-2015

El concejal de Cultura Ginés Campillo dará a conocer los detalles de las ponencias y mesas redondas en el centro Las Claras a las 11.00 horas


El próximo lunes 20 de octubre (Centro cultural Las claras, 11.00 horas. Calle Santa Clara, 1) el concejal de Cultura de Mazarrón, Ginés Campillo, presenta el ciclo Liderazgo Femenino, que se desarrollará en Mazarrón (Centro Cultural) desde el mes de octubre de 2014 a abril del 2015 y que constará de 6 charlas y 6 mesas redondas con destacados participantes de la vida social regional, nacional y europea y de ámbitos diferentes, desde el empresariado, la política, la cultura y la comunicación


En la rueda de prensa también participará  la periodista y escritora Lola Gracia (creadora y  coordinadora del ciclo), el poeta Soren Peñalver y la presidenta de OMEP (Organización de Mujeres Empresarias) Manuela Marín Gómez, ya que dicha organización colabora con este ciclo.

En la presentación se ofrecerán todos los pormenores de este evento que pretende potenciar el papel de la mujer en la vida social de nuestros días, así como los nuevos sistemas de organización basados en la inteligencia emocional, la empatía, la creatividad, la sensibilidad y la comunicación y que, en definitiva,  vienen a marcar un nuevo tipo de "autoridad".



martes, octubre 14, 2014

Tantra en #TerritorioG





Silvia Arenas nos estuvo explicando los pormenores del Tantra. Para escuchar el podcast, pincha aquí

La lencería en #TerritorioG





En este territorio cabe de todo y estuvimos hablando de un tema muy interesante: la historia de la ropa interior y la lencería, con la ayuda del experto en moda Pedro López Morales.
Para escuchar el podcast, pincha aquí

domingo, octubre 12, 2014

Las dos velocidades del amor






Frente a frente, él toma la cabeza de ella como hacen los lamas en señal de reconocimiento. Ella le cabalga sin pausa, sorprende esa cercanía, ese gesto entre tierno y fraternal en el fragor de tanto fuego y pasión. Pero quizá esa mezcla de hermanamiento, placer y éxtasis, de entrega mutua sea lo más parecido a hacer el amor. ¿O quizá no? Porque hay momentos de urgencia, de sorprendente conexión; de "no hay más remedio que entrar a matar" tras apenas cinco minutos de besos. Y es lo que toca. Esa deliciosa excitación contagiosa que pone los corazones de cero a cien en apenas unos segundos. ¿Es eso peor que tomarse las cosas con calma?

Hice una pequeña encuesta entre mis seguidores de Facebook y, sorprendentemente, el "aquí te pillo aquí te mato" ganó por goleada, también entre las chicas. Quizá por la sorpresa, porque esa rapidez la hemos aprendido del cine, que se recrea en los detalles a la velocidad de los fotogramas, no a la real; que ha llenado nuestra cabeza de planos, contra planos hermosisimos. De besos que recorren todo el cuerpo en fracciones de segundo; De manos que se esconden debajo de la ropa; de bocas que arrancan la lencería a dentelladas. De una mesa de cocina a la que el amante salvaje despoja de contenido para follarse a Jessica Lange de forma inmisericorde en "El cartero siempre llama dos veces"; Por no hablar de la colección de imágenes que nos dejó la mediocre "Nueve semanas y media": lluvia, bocas de metro, tiendas de colchones.
Pero a lo que iba; ¿Es mejor una cosa que otra? Personalmente me disgustan las prisas. Todo lo que me supone un placer requiere su tiempo: leer, comer, dormir y hacer el amor.
Me encanta la filosofía del tantra (todo, salvo lo de llegar al orgasmo sin tocarse, ya bastante poco nos tocamos los unos a los otros en este mundo pantallizado). El tantra dice que nos recreemos en el deseo; que el lenguaje de las miradas hace más rica cualquier caricia —el cine, sin embargo, nos enseña que los protagonistas cierran los ojos casi siempre que están pasándoselo en grande — Que las palabras son también un pata importante de ese momento mágico y sagrado del coito y que los besos son fundamentales, ineludibles: "besa con suavidad, explorando los labios del otro, deslizando tus labios sobre los de él o ella, alternando la presión, ejerciendo una suave succión, acariciando con la punta de tu lengua su mucosa bucal"; total nada. Que entregarse al acto de besar —dicen— supone una transmisión de sensaciones nada desdeñable.

Así las cosas, en este mundo de dos velocidades, quizá el amor y el sexo también tengan dos velocidades. Relaciones que avanzan y fluyen contra todo pronóstico; otras que se ralentizan hasta morir de aburrimiento y coitos de extrema necesidad –a veces no sólo física, a veces para confirmar una verdad, para reafirmar con hechos lo que el hombre dice con palabras — o días de armoniosa conjunción de cuerpos y almas donde la palabras, las vivencias, las conversaciones, una buena comida, e incluso una siesta reparadora juegan entre las sábanas de aquellos que se aman.


Una amiga viuda me comentaba la saludable vida amorosa que tuvo junto a su esposo, a veces con pena. Yo sin embargo la envidio de un modo sano. Esas parejas que mantienen el amor, el fuego y el deseo casi inalterable a lo largo de los años son la rara excepción. Quizá ellos mejor que nadie podrían explicar las bondades de amar a dos velocidades. De gozar con la parsimonia y con la prisa.

domingo, octubre 05, 2014

Trincheras sentimentales





El amor es una tensión constante. Un tira y afloja. Lo más parecido a una guerra. En el amor hay acuerdos, preacuerdos, rupturas, alto el fuego, rendiciones, concesiones, armisticios, intercambios, zonas francas, daños colaterales, herencias envenenadas, mochilas cargadas de pasados oscuros y granadas de mano. Esas que te explotan en la cara cuando menos lo esperas. Algunas minas escondidas en el surco de una sábana pueden dejarte herida de por vida.

Así es la cosa, como dirían en el Caribe. Lejos de vidas armónicas y finales felices, el auténtico amor, el que está vivo, el que transpira y respira es un constante tira y afloja. Un juego de fuerzas para mantener a flote esa sensación maravillosa, irrepetible que sólo sucede unas pocas veces en la vida. No sólo eso, ya lo escribí en alguna ocasión. Ese amor irrepetible suele arrasar con el status quo anterior e implantar uno nuevo. Es una fuerza destructiva que construye, como a veces lo son las guerras (salvando todas las distancias).

Un amigo me habló hace poco del Puente de Glienicke, también conocido como puente de los espías. En este lugar, los agentes secretos se intercambiaban información y hasta vidas humanas durante la II Guerra Mundial. Imaginad el frío invierno, este puente fronterizo entre Berlín y Postdam y la ingente actividad desplegada en ese punto en concreto. Una actividad a la que eran ajenos la gran mayoría de los habitantes de Berlín. En la guerra, como en la vida, hay personas que son como ese puente, momentos que simbolizan el espacio neutro (ni pa tí, ni pa mi) pero también, la tolerancia, la posibilidad de evolucionar a mejor, la paz y la concordia, incluso en el fragor de la batalla. 

Quizá debiéramos buscar a lo largo de los días, ese momento-puente y hacer intercambio de todo eso que llevamos dentro. Porque si las guerras surgen porque alguien toca los cojones de más ( tú me secuestras a tres niños y yo masacro a tu población), los malentendidos en el amor surgen: a) por tonterías sin importancia y b) por tragar y tragar y aguantar y aguantar. Lo que sucede es que, en el segundo caso, cuando hay un estallido las consecuencias son terribles. Todavía tenemos mucho que aprender. 

Si en las guerras hay estrategias, en el día a día debería primar la asertividad. Es decir, soltar lo que sientes: tu enfado, tu malestar, incluso tu alegría, pero con naturalidad. Y con naturalidad decir que NO a determinadas peticiones, actitudes demandas. ¡¡Cuánta energía ahorraríamos!!

Las relaciones son algo demencial, sentencia mi amiga Teresa :"Escúchate, escúchame. Si piensas con frialdad en las palabras que usamos, en lo que nos contamos ¡¡es de locos!!". Pero bendita locura. Lo cierto es que llegamos a este mundo sin saber nada de la vida y sin educación sentimental. En el colegio nos enseñan a hacer raíces cuadradas —a ver para qué narices quiero yo saber la raíz cuadrada de 198 a la hora de enfrentarme con un atasco mañanero, por ejemplo — pero nadie nos enseña a expresar, a identificar los sentimientos: el miedo, la ira, la rabia, la paz, el terror, la saña, la simpatía, el enamoramiento, la atracción. Aunque claro, cada sentir es único e intransferible. Cada uno encaja las relaciones amorosas en una estantería distinta de sus emociones, de sus delirios, de sus aspiraciones.

Menuda maraña ¿Verdad? Por eso son tan importantes los puentes. Sólo los espías saben qué se cuece sobre ellos. Sólo los implicados acuden a ese punto intermedio, con frío, con miedo (ni pa tí, ni pa mi) para salvar el tesoro irrepetible del amor.

La foto es de 

Henri Cartier-Bresson