miércoles, agosto 09, 2006

GAUGIN Y EL SEXO

Según la novela de Vargas Llosa "El paraíso en la otra esquina", Paul Gaugin, un corredor de bolsa que descubrió una cuasi tardía vocación pintora, necesitaba hacer el amor para poder pintar, para crear. Para él, llegado determinado momento de su vida, el sexo se convierte en algo fundamental siente un impulso imperioso de vivirlo como lo hacen los habitantes de los Mares del Sur y la Polinesia. Por eso, abandona su burguesa vida y se deja la hacienda y la salud por reencontrarse con el primitivismo, con lo ancestral. Según describe Vargas Llosa, la inspiración se le escabullía si no encontraba un vahine, una exótica amante,a la cual poseer. Incluso en un momento de su temporada en las islas experimenta también el amor homosexual.
Bien. Esto tiene mucho que ver con lo que nos traslada Jorodowsky desde el tarot de Marsella. La energía de la creación, es la energía sexual, a la que se llega, bien por el amor, o por un deseo de posesión, fusión con otra persona. El tarot XV, "El diablo", ejemplifica esa poderosa energía, esa fuerza telúrica que mueve el mundo. Hay otra carta, "La maison dieux" que una explosión de una especie de torre de Babel, con piedras cayendo en derredor y que Jodorowsky ve como un claro ejemplo de falo en eyaculación.
El sexo y la creación según Gaugin, según el tarot y otras filosofías tiene grandes implicaciones. Así como los hindúes también ven en el sexo una forma de trascender la vida y conectarse con la divinidad. Por tanto, ¿Es posible el "sólo sexo? que predican muchos humanos en las "salidas de caza nocturnas"? y si es sólo sexo...¿Por qué se trata de una fuerza tan poderosa?¿Por qué tantas implicaciones?¿Por qué tantas canciones, películas, libros que nos muestran diferentes actitudes humanas respecto a "lo único"? ¿Por qué se vuelve una y otra vez hacia esa petite morte?
El sexo puede ser una tabla de Pilates, una gratificación momentánea...Pero realmente es sólo eso?¿Puede el sexo acabarse en sí mismo sin que el humano no se sienta un poco vacío? ¿Coger?¿Follar? o ¿Hacer el amor? ¿Es posible el sexo sin implicación emocional?

11 comentarios:

Vicente dijo...

Sí. El sexo es el sinónimo preferido de los hombres para ser felices, la necesidad hormonal y fisiológico no nos es bastante para vivir, muchos de nosotros buscamos en el cuerpo de una compañera los bosques del paraiso desterrados, la cercanía de un firmamento que se escapa a nuestra vista, el borde del tedio apunto de lanzarse al bullicio de la felicidad, creo que es un medio de inspiración perfecto para descompensar el odio y el egoismo humano, aunque como todo en esta vida, muchas personas se empeñan en deplorarlo como algo negativo o simplemente necesario para la reproducción y no para el gozo, y en su contra, para hacer de un acto emocional y casi utopico para los sentidos, como una violación de los derechos personales e individuales, el sexo forzado claro está, menores, prostitutas engañadas y acoso sexual. Hay de todo señoras/res pasen y escogan sin equivocarse de acción, para mi la única y verdadera, es la de gratificarme junto con mi compañera hasta llegar a un lugar donde mudos, sordos y ciegos del mundo podamos sentirnos uno en nuestro propio cosmos. Saludos, me gusta tu página, intentaré pasarme más amenudo.

Observador dijo...

Eso depende de cada persona. Para unos será posible y para otros imposible.
Si con-fundes amor y sexo, será imposible.
Si tienes clara la diferencia entre lo que es el amor y lo que es el sexo -y quien no la tenga clara que mire diccionarios-, no tendrás ningún problema.

yayo dijo...

'El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores'. Woody Allen.

LOLA GRACIA dijo...

Parece que tanto Yayo
como observador tenéis muy claro que es posible el sexo sin implicación emocional. No me refiero a que cada vez que hagas el amor te enamores...sino que si es posible follar como hacer abdominales. Creo que no. Y creo que nunca, nunca es una experiencia vacía del todo, a no ser que uno vaya muy pedo...o algo así. Pero creo que te puede dejar vacío el hacerlo siempre sin amor, sin, aunque sea, un poco de cariño...Aunque eso sí, luego se duerme de puta madre

josejimenez dijo...

quizas nos olvidemos que somos animales.

manque atrofiao, aun nos queda algo.

es necesario follar.

obligatorio.

solo con artificios humanos, creamos la castidad, la abstinencia y esas cosas modernas inventadas a partir de siglos medievos.

follar, hacer el amor, coger sin florituras tambien es necesario.

obligatorio

Ashbless dijo...

Flaubert opinaba que la abstinencia sexual era imprescindible e inversamente proporcional a su capacidad narrativa. Por otro lado, su amigo intimo Maupasant era un hombre con una vida sexual y literaria extremadamente activa.

Es posible el amor sin sexo y el sexo sin amor, pero solo sobre el papel, como conceptos. Los seres humanos somos complejos, ambiguos y el mundo nunca tiene fronteras tan bien delineadas como las de los mapas.

Estupendo el blog. Es un gusto encontar un rincón como este en internet y más si lo escriben desde murcia.

Un saludo. Te sigo leyendo...

desmitificador dijo...

A ver Lola. Si tu vecino tiene un jardín precioso, y te afirma que es gracias a hacer el amor antes de pasar el cortacesped, nunca pensarías que el casquete sea la piedra filosofal de la jardinería. Si Gauguin afirmaba que no podía crear sin joder, tampoco significa que el coito sea lo que tensa el lienzo al bastidor. Lo importante de Gauguin, SON SUS CUADROS, como de tu vecino (el cortador de cesped erótico) es el jardín.

SUS OBRAS SON LAS TRANSCENDENTES, NO SU VIDA NI SU PENSAMIENTO. Da igual en que estado anímico las realizara, si utilizaba drogas, si entraba en éxtasis, o se rascaba los callos de los pies con los dientes. Lo importante es que sus cuadros ¡están ahí! y son hermosos.

Tendemos a novelizar la vida del pintor, escultor, escritor...etc, con el fin de ejemplarizarla y exhibirla como la fórmula mágica y milagrosa que convierte un objeto en blanco en una obra de valor universal. Tres cuartos de lo mismo ocurre en las diferentes religiones con sus santos, líderes y mártires (recuerda las lecturas de «Vidas ejemplares» :D). Después de todo, Gaugin, Picasso, Van Gogh, por citarte a tres, ERAN SIMPLES SERES HUMANOS, con sus manías, dolencias, bajas pasiones (sobre todo Picasso) y por lo tanto, da igual si alguno de ellos hacía el amor a diario o si se comía media docena de huevos crudos antes de mojar los pinceles en trementina.

En cuanto a Jodorowsky, yo ya lo conocía de aquellos tiempos del «Metal Hurlant», donde ya escribía que Cervantes no era el autor de «El Quijote» y guionizaba a Moebius. Ese tío ¡está como una cabra! Si fue quien ofició los desposorios de Sánchez Dragó. Con semejante currículum ¿quién se lo puede tomar en serio?

Si alguien viene y te dice que haciendo el amor es más prolífico o creativo ¡allá él! No existen fórmulas mágicas. ¿Para qué tantas preguntas sobre algo TAN INTRASCENDENTE?

LOLA GRACIA dijo...

VAMOH A VÉ, desmitificador. Para mí el sexo no es intrascendente...igual para tí, sí. No para mí. Es algo animal, pero también puede ser hermoso. Puede despertar sentimientos hermosísimos de eternidad y trascendencia y los más bajos instintos y pasiones.No vamos a glorificar los testículos de los grandes creadores. En absoluto. Pero es cierto que algunos (y conozco algún caso real cercano) pierden ese toque especial si no están enamorados, si no hacen el amor con la mujer/hombre que aman.
El cuadro del Sermón es una de las obras maestras de Gaugin pero yo prefiero las de la Polinesia. No me preguntes porqué. Ya me gustaban con 12 años y no tenía ni pajolera idea de quien era Gaugin y con quien, o no dejaba de follar o si era un casto.
Eres un suertudo si escapas de la trascendencia del amor. O de la pasión...pero para mí la vida sin pasión (no me refiero sólo al sexo, ojo) está vacía. Y me siento como Nicole Kidman en "Los otros". Creo que la creatividad y el sexo tienen algo en común. Lo leí de Jorodowsky pero realmente siempre lo he creído y pensado.De hecho, pueden surgir frutos de ello. O no. Mi hijo está en el mundo gracias al amor y al sexo, también.
Jodorowsky está un poco loco pero me encanta y todo lo que dice del Tarot en realidad está en los libros y en la mitología. No se inventa nada.
Bueno...pues eso pienso, Desmi. Está bien la pluralidad, ja,ja

desmitificador dijo...

¡RECONTRACORCHOLIS, Lola! Fíjate si el sexo me es intrascendente, que del tiempo que hace que no lo practico te escribo esto como los gatos: bufando y panza arriba :D

Me es tan intrascendente que ha causado asedios (recuerda a la lagarta Elena, la que fuese del cornudo Menelao y que se largara con Paris, el que ejerciera de jurado de misses en algún pub del monte Ida), entregado países (cuentan que el conde D. Julián, gobernador de Ceuta, no tuvo mayor motivo para franquear el paso de las tropas del moro Muza, en su invasión de la Península, que el coito extraconyugal que D. Rodrigo echara con la hija de este, Dª Florinda, en tierras toledanas) y lo que es abominable, ha llenado programaciones enteras infantiles en Telecinco (desde la erótica Xuxa hasta las chabacanas Mamachicho).

Me es tan irrevelante que por él se paga y se explota, se obliga y se mata. Se pinta, se escribe, se esculpe y que las parejas lo discuten para que alguien termine en el sofá.

Pero en el fondo todo pasa. Las guerras, las penurias, la vida, los polvos. Todo se reduce a eso, a polvo. Más polvo enamorado.


P.D.: Recomendación. Cuando dudes sobre sexo o amor, sexo sin amor, amor casto, amor romántico, amores que matan...escucha a Javir Krahe. Es mano de santo.

Anónimo dijo...

Hola es laprimera vez q leo tu blog y me parece fantastico, pero te aseguro que gauguin no se fue a la Polinesia a buscar el amor libre, simplemente es un pintor simbolista que cree q todas las formas artísticas están agotadas y q la única manera de redescubrir al hombre y al arte es volviendo a un estado primitivo. Ya era sintético antes de viajar a Tahití, aunque si es cierto q su visita hace q ese sintetismo se acentue. Estoy totalmente de acuerdo con desmitificador en que lo importante son las obras, como historiadora del arte te digo q encontratás millones de explicaciones sobre xq un pintor u otro lo hacía de esa determinada manera y muchos, como en el caso de Picasso, incluso fomentaban la confusión, con una clara visión comercial.
Entiendo que la esencia de tu artículo no está en Gauguin sino en el sexo con o sin amor,pero como yate he dicho soy historiadora del arte y estoy harta de la mitificación de artistas, la cual en muchos casos está relacionada con el mercado del arte.
En cuanto al sexo, puede ser muy muy gratificante sin amor y en ocasiones nada gratificante con la persona que amas, es cuestión del estado emocional en el q te encuentres, o al menos eso me ocurre a mi.

UN SALUDO.

LOLA GRACIA dijo...

Anonima
En ningún momento digo que Gaugin se vaya a la Polinesia a buscar el amor libre. Ya estaba obsesionado con el sexo antes, incluso se tira a la mujer de uno de sus amigos. En cualquier caso, la impresión que tengo de Gaugin la extraigo de una novela, que siempre será una visión subjetiva. Está claro que el "novelador" tiene echarle un poco de cuento al asunto y revestir a los personajes de tal o cual característica. No digo que todos los ·"creadores" sean seres especiales. Algunos sí, otros, símplemente, están locos de atar, vamos, pa encerrahlos, lo que pasa es que, con eso de que son artistas también se le perdona todo. Yo, como escritora, tiendo a mitificar muchno a mis personajes, a darles un aura especial, que me atraiga y me enganche a ellos, si no no puedo. Por eso entiendo que Vargas Llosa, pueda revestir a su Gaugin de ciertas cualidades aunque no significa que siempre salga bien parado. A veces queda símplemente como un borracho maloliente y egoísta.