viernes, diciembre 29, 2006

Explicar la vida


Intento explicarme la vida y sólo puedo maravillarme ante su presecia nueva cada mañana. Al continuo deambular de las horas, con sus brazos en jarras, o delgadas como el silencio para transcurrir sin ser vistas. Intento explicarme el dolor, el físico y el del alma, y concluyo que ambos son la misma cosa. Manifestación exacta de la emoción.
Humanos, vivimos en ocasiones maniatados por el instinto, maravillados por el regalo de los días, o clamando poque terminen y pase rápido ¿El qué? El vacío.
Foto Antona

7 comentarios:

George Hazard dijo...

No sé si la vida puede explicarse, yo sólo pretendo explicarme a mí mismo, que eso ya sería bastante.
Besos.

JOHNNY INGLE dijo...

A mí me resulta bastante molesto el deambular de las horas. Las casas de hoy en día no están preparadas para este evento, que casi siempre acaba en tropiezos y atascos en los vestíbulos y pasillos.

Yo lo que no quiero es que transcurra esta media hora que queda aún de sol. En invierno el sol es de oro, nunca mejor dicho.

LOLA GRACIA dijo...

Johny..acabo de llegar de darme un megapaseo de una hora y cuarto (yo solita con mi música y el paisaje) estoy de acuerdo contigo de que en estos meses el sol es oro, como la hospitalidad (Isabel Preisler anunciando los Ferrero dixit)-

eSadElBlOg dijo...

hay cosas que no se pueden entender, sobretodo por que todos los dias no tienen las mismas horas. No os parece?

Beauséant dijo...

bueno es que vivir es algo así como un milagro, porque lo más sencillo (pon la tele y lo verás) es estar muerto... Lo triste es que no nos damos cuenta, y en vez de vivir nos dedicamos a sobrevivir...

Vane dijo...

No sé si recordaréis un anuncio de un coche,creo,que decía que queremos que el tiempo pase rápido cuando todo va mal y que se detenga cuando todo es bonito... simplemente genial...besos

gaia56 dijo...

creo que lo mas bello de la vida es la propia vida, sin entenderla demasiado...
escribí un poemario hace dos años que titule : "Vivir a veces duele y... ¿qué?"

recuerdo alguno de sus versos..

vivir duele
y, a veces, duele tanto
que es más fácil resistir a sus impulsos,
no probarlos cada día,
no mancharme,
no implicarme.
Anodino caminar no es lo que busco,
quiero llenar mis espacios
y mis tiempos
de intensas sensaciones
que perduren.

Bueno no sigo... me gustó tu espacio y volveré. Besos.