miércoles, diciembre 12, 2007

Más razón que un santo, Jack


MIEDO A LOS ROLLOS DE UNA SOLA NOCHE. El mujeriego Jack Nicholson dejó los rollos de una sola noche por miedo al sida. El actor ha admitido que se volvió más cuidadoso al buscar compañeras de cama. "En mi vida, desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora, hubo más y más libertad hasta que llegó el herpes y luego el sida. Fue el final". "Una vez que la idea de que puedes morir por el sexo se instaló en la cabeza de la gente, fue un arma en manos de los fascistas para suprimir la sexualidad. La sociedad se volvió más rígida y la vida social que yo conocí se terminó. Yo amaba esa época, pero se fue". Nicholson afirma que siente pena por los jóvenes, a los que les están siempre advirtiendo sobre la promiscuidad. "Todos son infecciones ahora. Nadie por debajo de los 30 ha conocido la libertad que yo tuve. Están asustados".


15 comentarios:

brigate dijo...

Su libertad llevó a muchos de su genereción a la muerte.

Hoy en día todavía existen grupos sociales que siguen la norma del sexo libre y a todas horas, y así les va... los condones se rompen, y más de uno se ha dado cuenta tarde.

Sintagma in Blue dijo...

Sí, malos tiempos para la "lírica".

Merce dijo...

Pues que tiene toda la razón, y realmente creo que es una pena...la libertad coartada...cada uno con su cuerpo debería ser libre de actuar como le viniera en gana...

txe dijo...

pontelo ponselo.

pero no te lo pongas en la cabeza.

besos

Más claro, agua dijo...

¿Algún voluntario que le explique a Jack el significado de la palabra "condón"?

CONDONADO dijo...

Ir con, condon también tiene sus riesgos , depende si ese "don" tampoco usa.

Luna Carmesi dijo...

No sé si es un mensaje de nostalgia, de rabia y tristeza, o de una mente mucho mal calma que los años de revolución sexual que le tocó vivir como persona popular. Recalco lo de persona popular por las puertas y piernas que te permite abrir.
Información versus miedo.

Beauséant dijo...

espero que la libertad sea algo más preciado que irse follando a todo lo que se mueve...

Suntzu dijo...

De acuerdo con más claro, agua: poniendo medios, se puede llevar una vida sexual tan activa como quieras. otra cosa es que el señor Nicholson sea remolón para según qué cuestiones.

Landahlauts dijo...

Malos son los virus.... pero peor es el virus del miedo.

Quizás... con un poco de sentido común, pudiera se pudiera poner freno a ambos.

Saludos, Lola.

by Alex dijo...

Joder....ponerse un condon....no es tan dificil ni es el fin del mundo....eso por un lado...
Siempre es recomendable, tomar todo tipo de precauciones en las relaciones con personas desconocidas.....Ademas.....¿El sexo, es solo penetración?....¿No hay sexo placentero para la pareja sin necesidad de la penetración?
Hoy en dia hay muchisima informacion del sexo en los adolescentes y adultos, pero la mayoria "pasan de todo"...y se las dan de listos....luego pasa lo que pasa....jejeje....
Besinos, princesa

Antonio Rentero dijo...

Luego está la opción de plastificársela...

La senda dijo...

Ciertamente hoy en día, las enfermedades contagiosas son un problema, pero aparte del sida, nadie piensa demasiado en otras historias o problemas,

y aún así, mucha gente se olvida del dichoso preservativo,

pero este invento tampoco es el milagro de DIOS ¿se molestará por esto el señor?

No es la primera vez a a más de uno se le rompe en plena acción, mal asunto !!! a cruzar los dedos !!

pero como bien se ha dicho en otro comentario, el sexo no es solo penetración, ¿alguien a olvidado ya las caricias, los besos, los abrazos??

Otro tema sería el Sexo Oral, algo que gusta a hombres y mujeres, y que resulta un tanto raro que alguien tome medidas en estos casos, y por el cual, teoricamente se puede contagiar el Sida...

en fin, disfrutar del Sexo y el amor... en paz y con seguridad

yonosoyHillary dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
yonosoyHillary dijo...

Hace años, el mayor riesgo al que uno/a podía exponerse era el embarazo, bajo el rechazo que producía ser madre soltera muchos ejercían ese poder represor. Cuando ese miedo fue disipándose y la gente comprobó que no había nada malo en tener (o no tener( un hijo sin pasar por la iglesia, llegaron las infecciones, como anillo al dedo para los que en su mente no cabe la idea de que el sexo, es sólo eso sexo, sin más ni menos.

Quizá lo único que habría que agradecer al SIDA es que (por mucho que algunos se empeñen en negarlo), nos trata a todos (heteros, bi, gays) por igual.

Pero es cierto, al cosa no anda muy fina y pronto terminaremos pidiendo certificados de sanidad a nuestras eventuales, de hecho, el mundo del porno ya lo hace.