domingo, enero 20, 2008

Mujer y política


Hace muchos, muchos años, una zarzuela cantaba aquello de si las mujeres mandasen, como si fuera cosa de ciencia ficción. Pero no. Ha pasado el tiempo y ya las mujeres mandan, no tanto como los hombres, pero ahí están. Hillary Clinton cada día se perfila como una candidata más sólida a la Casa Blanca y también tenemos ejemplos en nuestro país de señoras que lideran. Véase el gran número de ministras, el nuevo partido de Rosa Díez o el reciente triunfo de Esperanza Aguirre, frente a su sempiterno rival Gallardón. Personalismos aparte, la figura de la mujer en la política es algo muy nuevo. Los antecedentes históricos nos cuentan que la mujer no ha entrado en política hasta después de la II Guerra Mundial y, aún hoy día, su participación viene marcada por los estereotipos de lo que se supone que es “femenino”, que impiden respirar una auténtica atmósfera de competitividad en igualdad de condiciones. Según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas del año 1984, el 92% de las mujeres encuestadas nunca había formado parte de un partido político, frente a un 82% de los hombres. Una década después, sólo un 3,2% de las encuestadas eran miembros de algún partido. Y sólo una entre cien mujeres afirmaba querer entrar en política y éstas se ajustaban al perfil de urbana, cualificada y con una ideología de izquierdas. En Murcia, las cifras no mejoraban, según apunta un estudio de la profesora de sociología de la Universidad de Murcia, Lola Frutos, ya que casi un 78% mostraban poco o ningún interés por la política. Asimismo, tradicionalmente la mujer ha estado ligada al ámbito de lo privado, mientras que el hombre, por el contrario, figura en el lado de lo público. Un estereotipo que arranca de la ilustración y que pervive en nuestros días, así, según algunas investigaciones realizadas --cómo no, en Estados Unidos--se tiende a asociar a la mujer con negociados muy concretos, como el sanitario y educativo, mientras que al hombre se le ve más capacitado para luchar contra la violencia. Valores como honestidad y cordialidad se asocian a la mujer. Por otro lado, a ellas no se les tolera el mostrarse agresivas al atacar a su contrincante masculino, mientras que a ellos sí se les exige dureza. Ante esta situación nos preguntamos si en España y en el mundo estamos preparados para tener y aceptar con todas sus consecuencias una mujer presidenta (De momento, sólo tenemos a Merkel). Quizá sí, pero también quizá para ello la candidata se vea obligada a derramar algunas lágrimas en un mitin político.


El "Cuéntaselo a Lola" del jueves pasado fue este tema. Las invitadas hicieron pasar un mal rato a esta "moderadora". Las tres eran brillantes y con muchas ganas de hablar ;). Gracias desde aquí a Belén Fernández Delgado (PP);Lola Frutos (Universidad de Murcia) y Mª José Alarcón (PSOE)

Os pego la carátula del programa.

Se emite por ondas (dentro de poco, esperemos, se vea en TDT) en el canal 33.

20 comentarios:

La senda dijo...

Siempre será un paso más hacia adelante en el sentido de compresión, tolerancia y respeto, de evolución de una sociedad que a pesar de todo se resiste a seguir hacia adelante, quizás el mundo iría mejor con mujeres gobernantes, o no....

en este sentido, si pienso que hay igual tanto hombres como mujeres buenos y malos...

De todos modos, y a pesar de la campaña de Hillary Clinton, no tengo yo tan claro que los americanos quieran realmente a una mujer, pero si llegase el caso, sería sin duda un hecho histórico que en gran medida habría que celebrar.

Mientras tanto, esperemos que en el resto del mundo, los derechos de las mujeres, niños, etc vayan mejorando para salir de ese oscuro pasillo sin salida.

Felicidades por el programa, saludos

sushi de anguila dijo...

Tendemos a quedarnos con los ejemplos más recientes o conocidos pero, a lo largo de la Historia, han sido bastantes las mujeres que han ejercido el poder, ya sean líderes militares o reinas famosas como Boudica, Isabel I de Inglaterra,María Teresa de Austria, Catalina la Grande, la Thatcher, Santa Teresa, Juana de Arco, Leonor de Aquitania, Zenobia, Cleopatra, Hatsepsut, o las amantes de los reyes que mandaban más que ellos mismos, como la Pompadour o la Du Barry (a la que hoy se recuerda sólo por una forma de preparar la coliflor).

Depende mucho de cada época y cada cultura. Entre los indios iroqueses eran las matronas de la tribu las que designaban a los jefes entre sus hijos, sin contar para nada el linaje de los maridos, aunque sí que es cierto que desde que el mundo se rige mayoritariamente por creencias monoteistas (ahí está la madre del cordero), y todo el poder recae en un solo ser o 'persona' que tiende a identificarse con un ente masculino, la influencia real de la mujer en la sociedad ha descendido una barbaridad con respecto a aquellas épocas en que aún se creía en las diosas y otros seres mitológicos.

Nuestros cultos a la Virgen María son un pálido reflejo de la importancia que antes tenían para cualquier asunto cotidiano las diosas y sacerdotisas paganas, cuya huella ni siquiera consideran religiones como el islam.

A mí, personalmente, me encanta trabajar rodeado de mujeres antes que de hombres, pero estoy radicalmente en contra de las cuotas. Creo que debe gobernarnos siempre quien lo haga mejor, idependientemente del género, y si eso supone que las mujeres ocupen el 60-75% de los cargos públicos o directivos porque son las más preparadas y capaces, quienes mejor lo van a hacer, adelante. Enhorabuena por tu programa, Lola.

brigate dijo...

Lola... que quieres que yo te diga jajajaja... ejem, podemos estar orgullosos porque hasta que en USA gobierne una mujer (espero que no sea Clinton, estas las gana McCain), la mujer que más poder ha tenido de la historia mundial ha sido Isabel La Católica, una española que gobernó en un Imperio.

De todas formas, estoy segura que cuando las mujeres dejemos de juzgarnos entre nosotras por nuestra apariencia física, por las operaciones que llevamos encima, por lo mal que le queda esa falda a la otra, y dejemos de dar por sentado que cuadno alguna llega a ser algo es porque se ha acostado con el que a nosotras ni nosmira, entonces, las mujeres, tendremos las mismas posibilidades que los hombres. Para mi un 100% de la culpa la tenemos nosotras mismas.

Barbarella dijo...

Lola hay una contradicción en tu exposición que no puedo dejar pasar, nombras un estudio en los USA que afirma:

“Se tiende a asociar a la mujer con negociados muy concretos, como el sanitario y educativo, mientras que al hombre se le ve más capacitado para luchar contra la violencia.”

Bueno pues allí mismo tienen a Condoleezza Rice, primera mujer designada como asesora nacional de seguridad y ahora Secretaria de Estado. La mujer más poderosa del mundo, según la revista Forbes quedando detrás y por encima de Angela Merkel la viceprimera ministra china y la líder del Partido del Congreso de India, Sonia Ghandi.

Respecto al desinterés de las mujeres por la política en tu Murcia natal no creo que exista prácticamente diferencia con otras regiones y tampoco exista diferencia alguna entre hombres y mujeres. No hay mas que repasar los datos de la abstención en cualquiera de los comicios municipales, autonómicos o estatales, incluso en el referéndum para la ratificación de L´statut de Cataluña, para constatar como la abstención aumenta al tiempo que crece el desinterés por “la política”.

A propósito de política y Universidad aprovecho para manifestar que cada vez son mas los estudios promovidos y publicados para dar soporte, satisfacer o a entorpecer al poder político. Los estudios de la Universidades no son garantes de nada en cuanto que su independencia esta mas que cuestionada, pero ese es otro tema así que callare.

Sinceramente, menos miradas al pasado, menos tópicos, menos llorar y más ponerse a lo que hay que ponerse.

Dar por echo, o eso parece, que hay que apoyar a Hillary por su condición de mujer es una aberración de la razón.

LOLA GRACIA dijo...

Barbarella
Es un estudio en el que se experimentó con un mismo candidato ficticio hombre y mujer. Haciendo las mismas cosas, a la mujer se la castigaba por mostrarse agresiva, mientras que al hombre se le premiaba esto último y estimaban que podría luchar mejor contra la delincuencia que la mujer, esgrimiendo ambos candidatos ficticios el mismo argumento.
No doy por supuesto nada. Hay que apoyar al que valga, hombre o mujer, pero sólo hay que echar un vistazo a la gran cantidad de incompetentes masculinos que hay en las altas esferas y todo lo que se les perdona.
Sushi
Tampoco estoy a favor de la ley de cuotas
Brigate
Yo siempre demócrata. Lo siento. Con todos sus defectos, creo que es lo menos malo.

Manolete dijo...

Tarja Halonen lleva 8 años de presidenta en Finlandia, Michelle Bachelet va a cumplir 2 años en Chile, Merkel, la vicepremier de China...
Son muy pocas mujeres en cargos políticos realmente trascendentes.
El gobierno actual de España ni lo menciono porque el mero hecho de leer la palabra "PARIDAd" me da escozor, me parece el mayor acto de machismo y no comprendo como puede haber una sola mujer capaz de aceptar un puesto por el hecho de ser mujer...
Pero bueno, yo sigo pensando que la única forma de alcanzar justicia (que no igualdad) es dejando que cada individuo se desarrolle plenamente y tenga oportunidades conforme a los méritos que presente.
¿Igualdad, Paridad?
Llegará un día en el que haya un 90% de mujeres más preparadas y entonces, con el 40% que se tengan que quedar fuera por la ley de paridad qué pasará? será machista defender que no sigan?
Es una incongruencia desde el principio pretender equiparar a base de discriminación...
En fin, que se me ha ido, un beso a todas :P

eau de blog dijo...

En el año 2005 en Alemania, meses previos a las votaciones, me impactaba ver las vallas con la campaña política de Merkel en las que hablaba de la producción de armas como lo mejor que podían hacer, práctimante. Entre mis colegas de facultad, hice un mini sondeo aprovechando sus grandes inquietudes sociopolíticas y la conclusión final fue que sabían que votaría a Merkel una gran parte de población principalmente por dos motivos:

- mucha gente por ser la primera mujer que gobernara Alemania. Había un sentimiento de satisfacción por sentirse con este hecho más 'openmind'

- y otra gran cantidad de población serían los ancianos, muy vinculados al conservacionismo que promovía.

En ningún caso, consideraban motivantes el programa que presentó Merkel sobre aumento de empleo, equilibrar el presupuesto, entre otras.

Opino como manolete cuando hace referencia a igualdad y paridad. Si bien es cierto que se esperan actitudes determinadas según sea hombre o mujer, es triste no poder valorar al político según sus capacidades, aptitudes y preparación independientemente de su sexo. Creo (y espero) que poco a poco vamos progresando adecuadamente aunque lleve su tiempo

Un gran abrazo Lola y felicidades de nuevo por tu espacio.

Celestino dijo...

Supongo que como todo es un problema educacional.Estoy en parte con brigate en que un porcentaje alto de culpa es vuestra y solo vuestra,pero desde luego no ese 100% que ella dice.

Asumo para mí la opinión de manolete sobre la paridad por mal parida.

Personalmente cuando habla alguna presentadora coherente, alguna periodista con conocimiento o alguna política con fundamento, escucho atentamente lo que dice y de paso suelo fijarme en las tetas...
Sí, porque lo humano no quita lo divino y uno puede decir !cuánto sabe y qué tetas tan pequeñas tiene! o decir que bazofia y qué tetas más grandes tiene!
La mujer por lo que vale,el hombre también ....o aceptamos estas dos condiciones o nos convertimos en robots insensibles intelectualmente muy capacitados.

Yo elegiré al mejor o la mejor y si es mujer, me fijaré además en sus tetas.¿Hago mal?

LOLA GRACIA dijo...

No te censuro por mirar unas tetas...pero serás disimulado por lo menos ¿no?:)

brigate dijo...

Celestino... tranquilo no haces mal.
Algunas nos fijamos en las manos...

Tamaruca dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en lo que apunta Lola en un comentario. Se cumple incluso en menor escala: a igualdad de genio, de un hombre se dirá que "tiene carácter" mientras que de una mujer se dirá que "es conflictiva"

brigate dijo...

Ah lola... que guapa estas en la foto nueva del blog :-)

Besos desde el desierto!!!

Luna Carmesi dijo...

No habia pensado en la evolución de la mujer en la politica de manera muy profunda... Si que lo de las cuotas me parecia una mala idea.
En el tema industrial, en el tema empresarial creo que la mujer ha avanzado muchos puestos. Aunque el tema de los sueldos es la pata quebrada de la silla... Tambien debo reconocer que igual no es que algunas cobren poco... Igual es que algunos cobran demasiado... Estoy hablando a nivel directivo... por supuesto...
Besote!
Que glamour el de la nueva foto...
Anunciabas alguna colonia!!!
:-P

nancicomansi dijo...

¿Que te puedo ver en el canal 33? ¿el de Cataluña? a ver, aclara, aclara, que si puedo no me lo pierdo...

El tiempo pasa, pero ciertas cosas son tan lentas cambiando...
Hoy decían en las noticias que la mujer trabajadora fuera de casa seguía realizando la mayoría de tareas dentro de ella...y digo yo ¿es esto noticia?

en fins...
un beso, guapisisisima!!!

txe dijo...

prefiero la sutil feminidad de Gallardón a la ambiciosa de hombría de la Aguirre, nuestra nueva dama de hierro.

saluditos!!

coco dijo...

Yo quiero verte en la tele. Prometo escucharte y no tocarme(mucho y tal).

LOLA GRACIA dijo...

Coco...yo también quisiera verme en la tele y que me vieras en Cataluña..eso significa que, por fin, he alcanzado alguna de mis metas.

Txe...me gusta Gallardón. Comprendo su cabreo más de lo que imaginas.

Brigate...¡Llévame a tus viajes, tía!!

Luna...ya me gustaría anunciar colonias

Manolete dijo...

A mí sencillamente me da igual que una mujer sea presidenta, vicepresidenta o secretaria, creo en el individuo por encima de sus circunstancias...
Eso sí, a la fábrica a pedir trabajo de tornero, en prensas, en montaje de cadena... no viene ni una mujer, pero a administración, telefonista, comercial sí... así que no es raro que de 50 que somos sólo hayan 5 mujeres....

Mariano Zurdo dijo...

Enhorabuena por tu trabajo y por tus reflexiones.
El tema de la igualdad, las cuotas y la discriminación positiva es algo complejo. Sólo puedo decir que ojalá que desaparezcan algún día por innecesarios.
Besitos/azos.

Antonio Rentero dijo...

Creo que al final las mujeres os dedicáis sólo a lo que de verdad importa, y esto de la política... no sé, quizá tendríamos que hacerle menos caso, en Italia si no lo hicieran se habrían vuelto locos.

50 años desde que colgaron al Duce boca abajo en Milano y llevan... más de 50 Gobiernos, ni un año les duran de media.

Eso sí, el día que una mujer dice que se dedica a la política... Espe, Tere, María, Rosa... si se juntaran estas cuatro (y unas cuantas más) qué bien nos iría!!!