miércoles, agosto 27, 2008

Comienzo de curso


Para el que no se ha ido, que llegue septiembre es casi un alivio. Regresar a la normalidad, podar las plantas, sustituir a las que no sobrevivieron, ordenar de nuevo el hogar y que todo quede listo para que no nos pille el comienzo de curso desprevenidos.
Y aún así, un gusanillo interior --de los buenos, de los agradables-- hacen que uno desee septiembre y el otoño y, siempre, siempre, la lluvia.
Se abren muchas puertas. Otras se cerrarán. Y aunque uno no se ha ido y no ha descansado lo suficiente, se pregunta si desconectar, esa palabra que odio, es permitido para las mentes creadoras.
Yo creo que no.
¿Desconectar de mi fantasía?¿De la necesidad constante de evolucionar, hacer cosas nuevas, de aprender?
Desconectar está prohibido para las mentes inquietas. Uno puede pasear por la playa sin hacer clic ni un segundo. Es más, las olas te murmullan de ir por aquí y por allá.
No sé vosotros, pero estoy deseando pisar mi casa. Hacerla de nuevo mi casa y recuperar las costumbres que me dan seguridad ¿Qué seríamos sin ellas?. Tener la rutina del blog, de visitar a los amigos y que, al llegar la noche, un ligero frío se prenda a la piel, apetezca cubrirse con una bata china de color azul brillante e imitación a la seda. Y que suene Sinatra, que repiquetee lluvia tras los cristales y los niños aprendan monotonía.

14 comentarios:

armstrongfl dijo...

Hola, Sirenita.
Armstrongfl ya lleva unos días en la Isla.
Un abrazo

josejimenez dijo...

perdoname por quererte en silencio

LOLA GRACIA dijo...

Ay, por favor, José...las cosas del querer suelen ser en silencio
:)

LOLA GRACIA dijo...

Ay, por favor, José...las cosas del querer suelen ser en silencio
:)

LOLA GRACIA dijo...

Ay, por favor, José...las cosas del querer suelen ser en silencio
:)

Luna Carmesi dijo...

A mi me gusta hablar de cambios de rutina... De descubrir nuevos aires.
La desconexion suena a uvi...

Un beso.

Celestino dijo...

Dulce monotonía que siempre es mejor que el tedio.¿Desconectar?: jamás...solo descansar,solo descansar.

P.D. Mucha más querencia es un timido gemido ( u dos)que rompa el silencio.Yo lo prefiero.
Nadie debería pedir perdón por amar.

Beauséant dijo...

los niños aprenden monotonía y a conjugar todas las formas del verbo perder, pero para esto último no hace falta colegio, se encarga la vida ella solita :)

Sintagma in Blue dijo...

Amén!

brigate dijo...

Lola,

Yo pensaba lo mismo hace tiempo, pero descubrí que hay lugares que te hacen desconectar, y te pongo un ejemplo no muy lejano, puedes irte a Tarifa, a la Playa de Valdebaqueros, un día de Otoño o de principios de primavera, allí puedes ponerte a mirar como "vuelan" y saltan los kitesurfistas... y te deja tan boquiabierta, que te aseguro un ratico de "clic".
Vuelve Lola!!!

moderato_Dos_josef dijo...

A mí me agradan los cambios y descubrimientos, pero couincido en lo de no desconectar, pues siempre hay que estar al acecho del mejor pensamiento. Hoy por ejemplo acechando te descubrí; Y FUE UN EXCELENTE DESCUBRIMIENTO. SALUDOS CORDIALES!

txe dijo...

a mi la olas me provocan ansiedad...

mis vacaciones comienzan ahora!

saludos!

LOLA GRACIA dijo...

Yo no he tenido vacaciones. El año pasado tampoco, algún día que otro libre y junto un fin de semana largo. Ya es algo.
A mi las olas me encantan, es el mogollón lo que me provoca angustia

v.vicens dijo...

Hola guapa.
Coincido en casi todo lo que pones en tu post, el cierre del verano nos abre la puerto al frio y a la lluvia que tanto me gusta porque así puedo encender la chimenea y caldear el hogar.
A veces la rutina tb cansa y volver al curro molesta por aquellas pequeñas cosas que no te gustan.
Pero si, en verdad uno siempre desea volver a la normalidad y seguir levantando este mundo y ahora más con la jodia crisis.
Besitos siempre.