lunes, enero 26, 2009

Las antenas



Ayer cometí una heroicidad. Subí desde mi casa de La Alberca, por el denominado "Cerro de las Columnas", hasta "Las antenas"...Así les llaman. Enlacé y llegué hasta la Cresta del Gallo y de nuevo a casa. Total, cinco horas de subir, correr, sudar y maravillarme con el paisaje. Si no fuera por estas "atrocidades", me sería imposible seguir mi ritmo de vida, aguantar las frustraciones y la lentitud con la que funciona todo. Quizá, sea un desastre como ama de casa y mamá. Quizá, luche y luche sin conseguir nada...Pero soy capaz de llegar a la cumbre y bajar, y seguir con mi día a día, como si nada. Y el domingo que no puedo salir a abrazarme a las montañas, me siento miserable.

6 comentarios:

Wunderk dijo...

Menuda heroicidad (yo sería incapaz, por no estar en forma y por el vértigo).

Estoy segura de que eres una estupenda madre.

Me da que debes ser muy autoexigente (y comparto contigo lo de ser un desastre como ama de casa..., pero no puede ser, no podemos abarcarlo todo, Lola, así que no deberíamos sentirnos mal por ello. Que demasiado...)

El buzon de mi casa dijo...

Loli me encanta sentirte "Forever Young"...

Escaladora ;), un beso.

Celestino dijo...

Sé lo que se siente. !Vaya si lo sé!.Has descrito a la perfección ese sentimiento, aunque más que "miserable" yo diría que se parecería a un sentimiento de "vacío".Pues solo quien ha llegado a la cima, ha estirado los brazos y gritado a los cuatro vientos siente ese hueco en su cuerpo.
Fotografiar hermosos insectos es otro valor añadido.

P.D. Las antenas de los insectos nada tienen que ver con las de la cumbre. Las primeras sirven para detectar caminos,olores, sabores,buscar pareja y alimentos entre otras cosas; las segundas solo sirven para afear paisajes entre otras cosas.
Salud

Sintagma in Blue dijo...

Jo, yo de mayor quiero ser como tú.

:-)

LOLA GRACIA dijo...

Os invito que os vengáis un finde y os llevo a hacer senderismo
: )

senda de luz dijo...

: ) que bueno esas escapadas

que te hacen sentir libre, poder respirar, explorar y descubrir lugares que a veces están cerca de uno mismo,

pero si no te lo propones, estarán ahí siempre sin conocer....

Una manera de encontrarse con uno mismo, en paz y en calma.

Saludos y abrazos