jueves, marzo 19, 2009

Día del padre


Hace sol. Antiguamente, en el pueblo de mi madrehacíamos buñuelos. A veces, en la casa de la ciudad, mi madre amasaba una ingente cantidad de harina con agua y comíamos hasta quedar ahítos. Mi abuelo, el papá de mi mamá, se llamaba Pepe. Aún lo veo con su gayá, su impresionante altura, su parkinson, manos grandes y ojos azules.

Felicidades a los papis y a los pepes. Yo tengo un papi fantástico en casa. El papi de mi niño. Mi otro papi está en el cielo...Pero creo que, hoy como nunca, celebraremos este día especial y bonito. Con Sol y un paseo por el Valle de Ricote y quizá unos buñuelos u, como dice mi suegra, horadás.

Felicidades a todos.

9 comentarios:

Miguel González Aranda dijo...

Hola,

Un placer visitarte.
Te invito a que eches un vistacillo a mi blog:
http://miguelgonzalezaranda.blogspot.com

Un saludo

Paco Bailac dijo...

Un saludo cordial desde la armonia del coaching.

Paz

pacobailacoach.blogspot.com

Antonio Rentero dijo...

Una foto preciosa. Que paséis un día fenomenal en el precioso Valle de Ricote. Besicos.

sushi de anguila dijo...

A rueda de mi también predecesor ante las cámaras, te deseo lo mismo, y me descubro igualmente ante la ternura y el amor que emanan de la foto de los dos hombres de tu corazón, de tus paseos por el Valle de Ricote, de la esponjosa dulzura de unos buñuelos u horadás.... Besicos

Landahlauts dijo...

Qué salaos los dos!!

Gracias. Besos.

coco dijo...

Eres un tesoro. Gracias!

Soledad Sánchez M. dijo...

Aunque con retraso, feliz día para todos.

Un beso.

Soledad.

Sintagma in Blue dijo...

Jo, y nosotros trabajando en Polonia!

brigate dijo...

:-D que guapossss