domingo, febrero 21, 2010

Diccionario animalario: Lady esputo


Hay un especimen juvenil de damisela que deja en paños menores al más machote. Suele vestir de chándal y pendientes de aro gigantes. En ocasiones son vaqueros ajustados del tipo elástico y ojos a lo”gotic”. Y no tengo yo nada contra las vestimentas…salvo si me tropiezo de madrugada con un equipo de mozalbetas de 1,70 con sus diez centímetros de plataforma vestidas como pu…digo ataviadas con ropas llamativas, enseñando aquí y allá, no importa el frío que haga. Dan miedo por las plataformas y el tacón de aguja, las botas hasta la ingle (también con plataformas) y ese lenguaje que se gastan tan “seductor”. “¡Nene, qué bueno estás, te lo comía to!” Dicho por una de ellas a grito pelao en la Plaza de Santo Domingo y acompañada de su clan femenino de guerreras de la noche. Las mozalbetas usan lenguaje de camionero, fuman como si fueran chimeneas y …escupen. Y llámenme antigua…pero entiendo muy bien que los chavales de hoy vayan de sobradillos…porque ellas se les tiran cual tigresas aquejadas de furor uterino. Y todo eso está muy bien…siempre y cuando no salgan malheridas. Porque ellos las tratan como basura. Sí, pregúntele a cualquier macizo de discoteca (tengo un sobrino muy apañao que me ha confesado este particular). Así que, hemos pasado de la cursilería y la tontería de las mujeres de nuestra generación, jugando con el baby mocosete hasta los once años, a estos ejércitos de hembras agresivas. Hombre, ni tanto, ni tan calvo. Eso del punto medio parece que es más difícil de encontrar que el punto “G”.

2 comentarios:

txe dijo...

hablamos del punto g el otro dia en el semanal. Oye, pues vente de freelance a Madrid, nunca es tarde!

LOLA GRACIA dijo...

Si me saliera algo...un reportaje a la semana...claro que me iría...aunque no sea todos los días de la semana...en fin...