jueves, abril 08, 2010

Los malos, los buenos


Hay gente mala. Hay gente buena. Y todos, todos somos malos y buenos. Incluso, en ocasiones pecamos de idiotas. Pero hay un especimen viscoso y cobarde que nunca da la cara. A veces, esta personalidad se denomina pasivo agresivo. Los más, la mayoría, ponen la sonrisa y piensan de forma claramente contradictoria a sus palabras. Es un mecanismo de autodefensa. Mucha gente se pone la máscara, porque es demasiado vulnerable, porque no le queda otro remedio.
Otros somos incapaces de finjir. Cuando nos enfadamos, nos enfadamos y luego andamos por los rincones pidiendo perdón, pero se nos ve venir...Quizá será porque Dios los cria y ellos se juntan...pero a mi me gusta, incluso en ocasiones me fascina, la gente así. Aunque a veces tengan malos modales, aunque a veces te hagan daño con las palabras. Pero es gente que va de frente. Que no engaña. Que no esconde tu mirada, como cantaban los Presuntos Implicados. Por suerte, mi entorno está llego de gente así. O gente que a veces te suelta una mentira amable por compasión...Por hacerte la vida más fácil.

También aparece, de cuando en cuando, ese tipo de ser grotesco y tontucio. Desde aquí te digo: No eres importante, no me haces daño y tengo ya la costra muy dura. AdemáS de esa cualidad tan necesaria en los tiempos que corren: la resiliencia. Así que chúpate esa. Resiliencia no me falta. Aunque a veces grite, aunque a veces llore, aunque a veces patalee y maldiga con frases que a cualquiera de vosotros, amados blogueros y vividores en el filo, os harían palidecer. En eso soy un poco gitana, qué le vamos a hacer...Pero de ley, de frente y resiliente (mis valientes).

5 comentarios:

Ana Belén dijo...

Lola me encanta el tema que has elegido, me siento muy identificada con lo de pedir perdón por los rincones, es algo que yo digo mucho.Menos mal que no me cuesta pedirlo que si no..
Todos conocemos a alguien que con la risica y con hacerle la cama a todo el mundo llega lejos y es algo que antes me cabreaba ahora simplemente pienso que para coger el camino corto sabe todo el mundo. Yo ni sé ni quiero aprender.
A veces procuro no decir lo que pienso, simplemente callar porque hay gente tan garrula que se siente ofendida por una forma de hablar, muchas veces no es mal educada pero suelo defender mis principios con pasión.
Pura raza pero de ley, como la canción de Jarabe de palo.
No hay tanta pero gente de frente hay.Gracias a Dios.
Un besico

El Gran Surmano dijo...

"pasivo agresivo", "resiliencia"... "psicologia" de libro de, de los que se compran en el Carrefour, de esos mal traducidos del inglés americano.

pau dijo...

Una mentira amable?
Las mentiras pueden ser piadosas, pero amables... y mejor que sean inocentes, porque, de lo contrario, la piedad se vuelve cruel.
La mentira piadosa, después de todo, es la del cobarde.
De resiliencia vas sobrada. Te sobrepones con rapidez, eres luchadora y no te conformas.
Ufff... Y no te veo echando pestes, o eso me parece.

Vaya... mientras escribo este comentario oigo como estallan los cohetes y a la gente gritando por la calle. El Barça ha ganado. Esperemos que los madrileños sean lo suficiente resilientes.

Landahlauts dijo...

A quien dice aquello de "Líbrenos Dios de las aguas mansas, que a las otras ya las vemos venir"

Pues eso... donde se ponga alguien a quien ves venir y sin muchos dobleces...

Anónimo dijo...

1.di el nombre de tu amor
3.cierra tu mano
4.di un nombre del dia de la semana
5.di tu nombre
6.abre tu mano
7.pega esto en 15 comentarios y el dia q dijiste te va a decir que le gustas y te va a pedir que sean novios si rechazas esto te va a ir muy mal