martes, agosto 31, 2010

Revisión e ITV


Hoy he recibido una llamada que me ha entusiasmado. Era el servicio de atención al cliente de mi coche, donde casi me soplaron 300 euros por poner supuestamente a punto mi coche. Les debía parecer poco, porque me querían sacar otros 300 en unas ruedas nuevas diciéndome que si no iban a pasar la ITV y apremiándome a que fuera al establecimiento vecino...Lo cual me hizo sospechar si no estarán conchabados concesionario y establecimiento de ITV...

Es que me insistieron mucho, mucho. Tanto, que me olió a chamusquina y decidí pasar la ITV en otro sitio (que pasó sin ningún problema, por cierto).


La chica de atención al cliente me pregunta que si estoy satisfecha y le digo que no, que, para empezar no han puesto el líquido del limpia parabrisas (quien me dice a mi que no han puesto tampoco otras cosas que no se ven) y encima me dan el coche sucio, con un vale para que lo lleve a lavarlo a una gasolinera. Pues no, oyes. Gastándome 300 euros en un revisión de rutina, por lo menos, dadme el coche limpio. Si estáis hasta arriba de trabajo no es mi problema. A mi no me hacéis nada de gratis...(bueno, según ellos sí, según ellos te hacen la PRE ITV gratis, en fin...que quieren que pagues por todo y muy caro por todo)

Total, que tendré que volver al puto concesionario...con lo que me gustan los garajes a mi, volver a dejar mi coche y quedarme colgada sin él porque alguien me cobró un servicio que no me prestó. Me digo yo que si sería en venganza por negar a cambiar mis ruedas, nuevas del año pasado y por largarme a otro establecimiento de ITV impidéndoles hacer su chanchullo.

Soy tía, pero no soy idiota. Y a ese concesionario no vuelvo, así se lo he dicho a la chica de atención al cliente.

4 comentarios:

Federico Gómez dijo...

No creas que es por ser chica, a los chicos también nos hacen lo mismo; todo por el negocio;deberiamos ir en patinete... por ejemplo.

Más claro, agua dijo...

Mujer, el líquido limpiaparabrisas es agua con un poco de jabón... Para eso te buscas un cuñado apañao (valga la sarcástica redundancia) y te lo coloca del tirón.

Parte negativa: tienes que invitarle "a un refresquito" por los servicios prestados y la broma del cuñado te sale por muuuucho más de 300 euros...

Besos ;-)

Antonio Rentero dijo...

Pásate a la moto, a mi me la devuelven limpica después de una revisión o de pequeños arreglos.

Y con 300 € tengo ruedas para 8 años ;-)

pau dijo...

A nadie se le ocurriría decirte idiota, tampoco que tu desconfianza sea por ser mujer... pero lo eres bastante.
Depende del coche que tengas y lo que hayan hecho en él, 300 € no son demasiado