viernes, marzo 18, 2011

La época Torrente





Reconozco mi admiración por el talento y la gracia de Santiago Segura. No es su culpa que Torrente sea un fenómeno de masas. O sí. Ha sabido captar el espíritu decadente de una época y ha creado este ser casposo, de pelo mugriento, pésimos modales y todos los vicios imaginables. Torrente tiene un toque Ibáñez. Y eso le salva de ser un invento deleznable. 


Segura es un chico listo, ya lo era desde su época de "Los sabios", concursante aventajado con Isabel Gemio ¿Se acuerdan?. Y como es listo ha compuesto este personaje que representa la decadencia abismal de nuestra sociedad. Para que nos quede más claro, aparecen en sus pelis Paquirrín y Belén Esteban. Y la gente va en masa al cine. Pero en masa ¿Eh? Que el sábado pasado había unas mil personas en unos céntricos y enormes multicines de mi ciudad. 
El éxito de Torrente es su brutalidad sin meapilismos, su esperpento sin ambigüedad o posibilidad de salvación. A este personaje no lo salva ni Dios y a nuestro país tampoco.Y por eso nos representa tan bien.


 Los habitantes esta tierra pasan las tardes ante el televisor contemplando como unos loros se pelean y la llamada princesa del pueblo (me río yo, de los peces de colores) va a cobrar dos millones de euros en un país hundido en la ruina económica y moral.


No quiero parecer alarmista. No me cae mal Belén Esteban, la muchacha hace bien si le pagan. Santiago Segura me parece un monstruo, aparte de un tío listo pero no acierto a entender el porqué la intimidad de estas personas interesa tanto a la sociedad ¿No tiene cada uno sus propios problemas, sueños, aspiraciones, delirios y pecados? ¿De verdad que no? Honestamente, prefiero vivir mi vida a la de los demás. Programas como "Princesas de barrio" (La Sexta, creo) y canciones como la de Melendi, "Barbie de extrarradio" nos muestran un fenómeno  tan triste, tan desmoralizador que no entiendo como España entera no se deprime viendo esos programas. Nada más lejos, los espectadores están lobotomizados por ellos. 


Qué desgracia para algunos televidentes si mañana Belén Esteban decide no aparecer en pantalla nunca más. Pero, insisto, no lo entiendo. Debo ser tonta, pero si me quiero evadir quiero amor y lujo, ficción, o, si nos ponemos en lo cutre, Prison Break. Prefiero que me cuenten historias con imaginación y originalidad. Las cuitas de gente que dice "si la tiña existiría, cuantos tiñosos habría" me aburre, me aburre mucho. 
Ahora, eso sí, he de reconocer que en las pelis de Torrente hay algún golpe bueno, pero verlo en 3D es someter a mi delicado estado mental a una prueba demasiado dura.

7 comentarios:

Mariano Sanz Navarro dijo...

Glup

pau dijo...

Ir al cine y pagar por ver esta película es algo que supera cualquier situación imaginada, pero si lo analizamos no es tan extraño. ¿Quién va al cine y paga? Pues mi suegra, que solo mira esos programas, porque las series no las entiende y de las serias ni te cuento. El resto ya no vamos al cine, nos bajamos las pelis y esa seguro que no.
El Segura ha sabido apostar por el único público que aún paga, solo eso.

Antonio Rentero dijo...

Solo dos apuntes, Lolica... "¿céntricos multicines en Murcia?", ¿han puesto cines en el Cortinglés y yo sin enterarme? ;-)

Y Prison Break no es cutre en absoluto... está ambientada en una cárcel (la primera temporada, absolutamente imprescindible) pero cutre...

Y vemos Torrente pq nos sigue haciendo gracia verle los frenazos en los calzoncillos a un personaje bufonesco, q creo que es la palabra que mejor lo define, el que te hace reir enseñándote tus propias miserias. Y que Segura es un tío muy listo y muy inteligente y con un don para la autopromoción digno de estudio, dicho por profesionales del sector de la producción audiovisual.

LOLA GRACIA dijo...

Céntricos, porque están en el centro de las pedanías y pueblos. Es cutre por la suciedad, la cárcel y eso...

LOLA GRACIA dijo...

Goio, he suprimido tu comentario sin querer... no sé, a veces este ratón se va donde no le mandan (parece un chiste Torrente) Me ha pasado con algunos otros comentarios. Lo siento

Anónimo dijo...

Y los que suprimes queriendo. Todos aquellos que llevan la más minima crítica te los cargas. Que bien quedas siempre.Y eso, sí que no lo sientes.

LOLA GRACIA dijo...

Anónimo, que te den por culo, que se te caiga la picha a pedazos y suprimo lo que me da la gana porque este es mi blog y no el tuyo. No me jodas más que yo no te echo nada malo y ya bastante difícil y jodida es mi vida.
¿Ves? No me importa No quedar bien.