viernes, septiembre 21, 2012

Raquel Sastre en Casual Friday




 La actriz y monologuista Raquel Sastre asegura que aunque se hacen chistes de todos los políticos en el poder, «Rajoy se los gana a pulso» y añade que Zapatero se llevó muchísimos, incluso Hitler, justo antes de gobernar era el bufón del que se reía todo el mundo. Añade que para que alguien se convierta en personaje imitable y en el ámbito de la comunicación televisiva, es preciso ser «muñecable», un concepto que toma prestado del también humorista Juan Herrera. Hitler lo era. Sastre es la primera invitada de la nueva temporada de Casual Friday, que patrocina el concesionario de automóviles Herrero y López y que presenta y dirige Lola Gracia. La humorista comentó también su faceta como guionista de 'El Hormiguero', que cuenta con unos 15 escritores en total y de su trayectoria como cómica. «No es nada fácil para las chicas, piensan que no hacemos gracia y, en general, los humoristas estamos mal vistos, cuando yo siempre he pensado que es mucho más difícil hacer reir que hacer llorar». Asimismo, puntualiza que aunque el humor no cambia la sociedad por sí sólo, sí sirve para centrar la atención en determinados asuntos: «Lo que hacemos es criticar la realidad, meter el dedo en la llaga. A veces hacemos un chiste racista para que la gente se dé cuenta de que todavía existe el racismo». En cualquier caso, expone, hay mucha hipocresía con esto de los chistes y en concreto con el humor negro, su especialidad. Son chistes muy criticados pero que siempre se cuentan en las reuniones de amigos. La monologuista también nos habló de su faceta como bibliotecaria, antes de abandonar su empleo público para dedicarse al humor y a la escritura, así como de sus gustos literarios: «Soy muy de cómic, de novela actual, pero hay clásicos que no pasan de moda y me gustan como son Shakespeare y Julio Verne».