viernes, agosto 09, 2013

No te merezco




Paul yacía en aquella cama blanca de hospital. A pesar de los años aún seguía tan guapo como el primer día que le conocí. Apenas sí podía encontrar unas leves canas, unas leves arrugas que le otorgaban ese aspecto distinguido. La vida vivida. Todo era silencio salvo el bip de la máquina que marcaba el ritmo de su corazón: “Qué aparatoso, diablos. Un golpecito de nada, y hala, aquí lleno de cables. Esto parece la Nasa, joder”.
Paul abrió los ojos: “¿Es que siempre tienes que pensar en voz alta?, exclamó.

Sonreí con alivio. Las cuatro horas que estuvo inconsciente fueron las más largas de mi vida.
-¿Y tú? ¿Ni un rasguño? Siempre lo dije, tienes un pacto con el diablo, añadió
-Saben quien es el más sufrido de esta pareja, darling. Cuento con el favor de los dioses, eso es todo. Por cierto, tu amadísima esposa ni ha portado. Eso sí, me preguntó si ya podía heredar la muy cabrona.
- ¡No lo puedo creer!, Isabel recobra la dignidad. Entiéndela, sabe que íbamos juntos en el coche. Demasiado nos aguanta.
-Sí, tiene las tragaderas del tamaño del puente de San Francisco. Pero yo pienso en ti y ella en tu cuenta corriente. Esa es la diferencia. Algún día también sacaré la dignidad y las uñas.
-No seas así. No es tu estilo.
-No me mereces. Tengo que aguantar que seas un pendón desorejado, tengo que soportar a la estúpida de tu mujer. Nuestro amor siempre oculto.
-Somos dos reinas y nada ni nadie nos separará - replicó Paul - Por santa Diana de Gales, bésame, tonto”.
-¿Saldrás del armario?
-No, eso jamás. Me da una pereza monumental dar tantas explicaciones al mundo. Echa el pestillo, Henry
- ¿Hacer guarrerías en el hospital? Eres la monda
-Por eso me quieres.
-Pero no me mereces
-No te merezco

La imagen es de alejandrogarciapintura.blogspot.com

1 comentario:

Hache dijo...

Estimada bloguera:
he leído tu relato y me ha parecido espléndido. Resume en pocas líneas un montón de cosas con las que podrían escribirse decenas de comentarios como éste.
Me ha alegrado mucho entrar en tu casa virtual y espero poder seguir disfrutando de tu ingenio.
Un saludo cordial y hasta la próxima!!
H.