martes, febrero 18, 2014

Sombra





Sentado a mi lado, entre el vaso vacío de café y el agua que no me bebo. Sentado, en silencio, observándome. Tu sombra que es a la vez una mano caliente que me toca cuando más frío tengo. Añorarte es un ejercicio. Un acto reflejo. Inevitable