miércoles, septiembre 20, 2006

VITASEXUAL VERSUS CHANELES


Pobreticos míos. Debéis estar hechos un lío. Da igual, heteros o gays. Tanta Denominación de Origen os deja a la altura del betún. Debe ser cosa del neomatriarcado que se impone a machamartillo, si ninguno de vosotros lo remedia (yo no lo voy a remediar, faltaría más)
Lo novedoso en la calle es el vitasexual. Definición para señores que pasan de los 60 y tiene un calentón del 15. Vamos, que ocupan su día en la búsqueda de plan, olisqueando toda tía buena que pase por su lado, tal y como sucedía en las películas de Alfredo Landa .
Dice Ángela Vallvey que ahora se utiliza este término para llamar al viejo verde de toda la vida. Hombre, no. Un viejo verde sobrepasa el límite del vitasexual porque puede incluso engrosar las listas de los acosadores. Un vitasexual, digo yo, sabe estar. Es decir, entiende la diferencia entre “No” y “Sí” y es posible que hasta se enamore. Vamos, que no es un hombre a unos testículos pegado, que tiene cerebro, corazón. Hoy, con la Viagra, no hay historia de amor imposible. Además ¿Dónde está escrito que el deseo muere pasada determinada edad? Esto también va por nosotras.

A lo que voy, es que todos los nuevos vocablos relacionados con el hombre que pasan a engrosar nuestro vocabulario no les dejan muy bien parados. Para algunas/os el metrosexual es un coqueto extremo que se depila hasta las gónadas. El übersexual. da el tipo “mi-pene-no-conoce-barreras”...En fin, conceptos que nada dicen de otras cualidades intelectuales, artísticas, vitales del varón. Por el contrario, a las mujeres se nos califica como superwoman. Él único término despectivo aparecido recientemente relacionado con nosotras es el de “chaneles”, por la adicción de las implicadas en la trama marbellí a esta marca.
Existir, existen muchos términos que nos ponen de vuelta y media y que no pienso reproducir. Desde los comienzos de la civilización hacia acá no hemos tenido mucha suerte pero hay que reconocer que las cosas están cambiando como bien ha captado esa biólogo-socióloga llamada Ana Obregón, que ha titulado a su serie “Ellas y el sexo débil”.

10 comentarios:

kray11 dijo...

Bueno desde que existe Viagra y Levitra, es más fácil ser vitasex.
Empiezo a creer en la vida inteligente en Murcia.

almayer dijo...

curiosa manía esta de a través de un nombre intentar encajarnos en un rompecabezas

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Es increible la manía que tenemos de crear calificaciones que intenten englobar a las distintas tendencias.

Yo no sabría ubicarme en ninguna de ellas. Pero claro no soy objetivo...

Saludos

Landahlauts dijo...

Pues a mi me pasa algo parecido, siempre salgo movido en esos encuadres. Debo de ser una mezcla de todo, excepto de lo de vitasexual, of course. :)

LOLA GRACIA dijo...

Kray
Si lo de la vida inteligente va por mí. Gracias, de veras.Es de las cosas más bonitas que me han dicho en el blog.
Me he solidarizado con vosotros porque, la verdad las generalizaciones siempre son odiosas.

bowie dijo...

creo que hombres y mujeres nos igualamos, desde hace un tiempo y por desgracia, para lo malo

nadie habla, ni siquiera hay una palabra para definirlo, de "viejas verdes"

como tú dices bien, todos los nuevos términos aplicados al hombre son despectivos

y a propósito de la serie de Obregón, recuerdo que hubo una antena unos cuantos años una serie llamada "todos los hombres son iguales", incluso una canción fue a eurovisión con ese título. en fin, que si hubiera ido con un tópico referido al género femenino, habría habido revueltas en las calles

va el abrazo

LOLA GRACIA dijo...

He de decir que ni siquiera se menciona lo de las viejas verdes porque está mucho peeeeooooor visto que el de los viejos verdes. (Véase Alfonsina y el Mar)
De todos modos, todavía hay mucho más sexismo en la publicidad...Todavía se frivoliza mucho con las mujere en el mundo laboral (véasea los atuendos de las Ministras) y, desde luego, todavía hay algo de discriminación.
Yo me apunto al eslogan de los franceses de Vive la difference..pero bueno, este tipo de juego con las etiquetas que se le ponen al hombre vienen a demostrar que las cosas están cambiando y que se le está dando a probar su propia medicina. En fin. Otro abrazo

ella y su orgía dijo...

Joder, cumplir años está mal visto en todos los sentidos. Qué chungo.
Yo ya no sé cuántos vocablos más finiquitados en -sexual quedan por inventarse. Por lo que veo muchos. Por dios, y eso de las chaneles... Quita, quita, me marcho, que me deprimo. A mí que me llamen Lolita de por vida.

Besos bacanalescos.

Rafael dijo...

Jeje, y yo que cuando oía eso de Metrosexual iba corrieno a buscar un metro pa medir :P
Bueno, qué se le va a hacer, son los tiempos que corren. Lo raro sería que en este mucho de publicidad y slóganes hubiera quien se quebrara la cabeza para intentar definirnos.
Besus varius!

Esquitin dijo...

La pena es que la gente utilice esas estúpidas palabras y se olviden de las personas.