domingo, noviembre 26, 2006

Apuntes de Lolita


Sábado. Llevaba varios días dejando la puerta abierta mientras escribía en mi cuarto, pero hasta hoy no ha caído en la trampa. Tras mucho mariposear de un lado para otro como aquel que no quiere la cosa, a fin de ocultar su turbación al visitarme sin haber sido llamada, Lo entró, y después de rondar a mi alrededor, se interesó por los laberintos de pesadilla que mi pluma había trazado en una hoja de papel. Ah, no: no eran los resultados del inspirado descanso de un calígrafo entre dos párrafos; eran los horrendos jeroglíficos (que ella no podía descifrar) de mi fatal deseo. Cuando Lo inclinó sus rizos castaños sobre el escritorio ante el cual estaba sentado, Humbert el Avieso la rodeó con su brazo, en una despreciable imitación de fraterna amistad; y mientras examinaba, con cierta miopía, el papel que sostenía, mi inocente visitante fue sentándose lentamente sobre mi rodilla. Su perfil adorable, sus labios entreabiertos, su pelo suave, estaban a pocos centímetros de la oculta manifestación de mi lujuria, y sentía la tibieza de sus piernas a través de la rudeza de su más bien masculina indumentaria. De pronto, supe que podía besar su cuello o la comisura de sus labios, con absoluta impunidad. Supe que me dejaría hacerlo, y hasta que cerraría los ojos, como enseña Hollywood. Le parecería algo tan normal como zamparse un helado de vainilla y chocolate. No puedo explicar a mi erudito lector-cuyas cejas, supongo, habrán viajado ya hasta el cogote de su calva cabeza—como lo supe; quizás mi oído animal había percibido inconscientemente algún leve cambio en el ritmo de su respiración—pues ahora Lo ya no miraba mi galimatías, sino que esperaba con curiosidad y compostura (oh, mi límpida nínfula) que el atractivo huésped hiciera lo que rabiaba por hacer-.

"Lolita" Vladimir Nabokov

12 comentarios:

Bukowski dijo...

Es casi insultante lo bonita que puede quedar a veces la pederastia sobre el papel, ¿eh?

:)

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Siempre me llamó la atención este libro y un día empecé a leerlo..., no sé por qué no lo acabé. Tenía una sensación rara sobre el protagonista. Era un enfermo, pero un enfermo enamorado.

Tendré que volver a rescatarlo.

nancicomansi dijo...

"LOLITA" es el único libro que me ha hecho LLORAR, pero de verdad, lagrimitas de agua y sal...
Ambigua, muy ambigua la relación entre ellos...Mmmm...

LOLA GRACIA dijo...

Arcadas Creo que "Lolita" es símplemente un libro de amor incendiario, de un amor doloroso que corrompe y da vida a Humbert Humbert. Si intentas volver a leerla (te lo recomiendo vivamente es un gran libro como hay pocos) hay momentos en que Humbert ejerce una feroz autocrítica contra sí mismo porque se da cuenta de la enorme monstruosidad que está cometiendo.

Bukowski No creo que el protagonista fuera un pederasta, símplemente se quedó colgado de un amor de juventud. El amor más bello, el adolescente. Con la muerte de su primer amor se convierte en un enamorado de lo imposible, de lo que ya no está, de lo que se fue.

Nanci La relación entre ambos es ambigua como lo son todas las historias muy, muy apasionadas e imposibles. Él hace uso de su fuerza y su autoridad para doblegar a Lolita que sucumbe porque le interesa, porque él para ella es un vehículo para vivir una vida que no podría llevar de otro modo. Luego se da cuenta de su error.
Salvando las enormes distancias, cuando aconteció la liberación de Natacha Kampusch pensé inmediatamente en que la relación de ella con su captor era muy similar a la de Dolores Haze con Humbert...Aunque claro, ella no era una adolescente y estaba en una situación de mucha mayor indefensión que Lolita ni, por supuesto, no buscó ni por un momento ser secuestrada.

LuCho dijo...

grandes letras las que escribes...

te escribo por que mi deseo es ser escritor y periodista...ojala puedas darte una vuelta por mi mundo...

LuisGui dijo...

Hola... La verdad, a pesar de tener el libro en mi biblioteca, aún no he empredido la deliciosa tarea de leerlo; creo que me había conformado con la versión hollywoodense. Gracias por devolverme la intriga de retomar su lectura.
Por su puesto, adoro ese tipo de lectura erótica, simbiótica, intensa: La muerte en Venecia, La amante del teniente francés, El amante...
De nuevo, gracias: da gusto encontrar gente que ama la literatura tanto como uno.
Un saludo.

Charles Bukowski dijo...

No sé si el protagonista era pederasta, pero desde luego Nabokov lo era.

LOLA GRACIA dijo...

Bokowski...¿Estas seguro de que Nabokov era pederasta?¿Cómo lo sabes?. Un autor no puede ser todos sus personajes, se convertiría en oligofrénico

Reality Bit dijo...

No creo que Bram Stoker fuera vampiro. Ni que Asimov vienera del futuro.
Por lo demás, deciros que entre todas las novelas que tratan, más o menos explícitamente, la pederastia, me quedo con "Alicia en el país de las maravillas". Es un cuento transparente si uno lo lee sin malicia ninguna. Pero conociendo la verdad, que Carroll lo escribió dedicándoselo a una niña de la que estaba enamorado, uno lee y reconoce en algunos pasajes un doble sentido, un camino paralelo, que es muy interesante. Y eso que rechazo completamente la pederastia, pero la literatura es literatura, aunque hable de asesinatos, crímenes o violaciones.
Saluditos apretados

josejimenez dijo...

particularmente, este esqueje del libro, a mi me produce una malisima sensacion.

cierto que la idea global del libro es menos descriptiva, pero este pasaje... personalmente me parece que raya en lo pedofilo, leer como masacra la voluntad de la menor, como atrampa su cuerpo.

el autor quizas no tenga sentencia por pedofilia. pero este pasaje es una alegoria que hace bella la sexualidad con menores, es mi opinion.

El detective amaestrado dijo...

Siempre me resultó curioso este libro, aunque mas desconcertante su autor, que debía ser un tipo bastante normalito. El arranque del libro es impresionante...

françois burén dijo...

Les recomiendo el film "El leñador" La misma tematica desde el punto de vista de un hombre que se da cuenta de su enfermedad.

Lolita es una gran novela cargada de metaforas, sin ir más lejos el propio autor decia que Lolita representaba a la joven America y el viejo Humbert era la Europa colonizdora.

Solo es una de las cienes que tiene.

A mi me parece un historia de amor terriblemente preciosa. Y terriblemente en este caso es literal.