martes, noviembre 28, 2006

La prenda del adiós


Hoy la dí por retirada.
Nada queda
del tú,
del yo.
La raída prenda,
hermosa y rara,
descansa mustia en
el armario.
Imposible deshacerme
de ella, la amo
demasiado.
Mudo la piel,
como los sueños
de un gigante.
He de proseguir,
despertar,
desangrarme
sin llanto.
Y aunque guarde
en prenda tan
precioso paño,
no te engaño,
es la tela del
adiós,
de la pena.
No habrá horas,
Ni canciones.
Ni tú.
Ni yo.
Hoy es el día
que tanto has esperado
Ilustración Maurizio Bonfanti

9 comentarios:

Sintagma in blue dijo...

Cuánto cuesta deshacerse de todo lo que hemos amado y nos ha herido...

Reality Bit dijo...

Lo importante es que, cuando se mude esa piel, no queden restos incómodos que rasquen después...
Saluditos apretados.

Landahlauts dijo...

Y la frontera amor intenso... odio intenso... tan fácil de pasar algunas veces cuando llega el adiós.

LOLA GRACIA dijo...

Landahlauts, no quiero parecer Santa Teresa de Jesús pero...me soy incapaz de odiar a quien he amado mucho (y hablo de amor en general, de amistad, sobre todo)

y Sí Sintagma..cuesta deshacerse, a veces luchamos contra corriente para que no se marhce esa persona que tanto queremos pero...En ocasiones, si los tipos de amor no son coincidentes...pues no hay solución posible.

Andy dijo...

"Mudo la piel,
como los sueños
de un gigante"

Deliciosa imagen, dolorosamente bella

Un beso enorme... pásate por casa cuando quieras... hay mate!!

A.-

35 años y de sagitario??? no serás del 24/11,no???

José Manuel Martínez Sánchez dijo...

Me gusta aunque la noto demasiado sentida, y eso le hace que pierda lírica. Pero está muy bien. :)

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Qué bonita imagen esa de mudar la piel como los sueños de un gigante. Y que luego te crezca una con tus propios sueños...

LOLA GRACIA dijo...

Andy
No soy del 24 del 11, soy del 17/ 12.O sea, que pronto tendré 36...jo, qué mayor ya...

El detective amaestrado dijo...

Esos armarios, esos baules que a veces nos apuntan con el arma directamente a los ojos...