miércoles, febrero 07, 2007

LOLA, LA CUENTA GOTAS


La Lola anda como vaca sin cencerro. Tiene multitud de tareas pendientes y aunque ella misma se define multitarea, llega un momento que las obligaciones le colapsan el cerebelo y parte de las meninges. La Lola se siente como un androide de cortocircuitos. Se mueve en distintas direcciones en pos de ir finalizando esas múltiples obligaciones que se acumulan como un fardo de ropa del mercao. Es decir, realiza el ademán de moverse pero algo la paraliza. Una sensación de ¿"pa" donde?, un gesto de iba p'allá, pero en realidad debería ir p'al otro lao. Total, que se ha dicho a si misma muy estilísticamente --En esta vida hay que tener estilo para todo, no sea que seamos observados por una cámara de seguridad, es como lo que decía mi madre de llevar la muda limpia-- Pues eso, al lío, que me disperso: La Lola se ha dicho: "Esto lo solucionamos en el herbolario". Así que me han hablado de las Flores de Bach. Me han dado gana de llevármelas todas, así mato doce pájaros de un tiro, pero la de la tienda me han reconvenido..."No hay que ser tan ambiciosa, hija mía, mira la vidente Cristina Blanco".
He salido de allí con tres tarros cuenta gotas: uno para la inseguridad (cuatro gotas mañana, tarde y noche) y otro para la impaciencia (otras cuatro gotas, mismo horario) El tercero se denomina "Recovery plus". Una especie de remedio total que la hierbas me ha explicado que lleva siempre en el bolso, cuatro gotas cuando la ocasión lo requiera,
Qué un tío te insulta en una rotonda? Gotas que te crió. ¿Qué te quedas en números rojos? A darle al frasco y, así, hasta el infinito.
La vendedora me ha endosado un jarabe "drenante" (tres cucharaditas diluidas en un vasito de agua) y como ha visto que soy carne de herbolario me ha regalado "extracto de eleuterococo" (treinta gotitas de una a tres veces al día) "Esto te pone las pilas" me ha dicho, sonriendo como Juliette Binoche en "Chocolat". Así que, así está la Lola, atada a los cuenta gotas durante una temporada, y eso que la Lola odia contar.

25 comentarios:

Amor dijo...

Me han interesado siempre muchísimo las flores de Bach, pero no he conseguido aún un herbolario bueno cerca de casa para hacerme adicto como Dios manda. De momento jalea real en distintas presentaciones, que no va mal. O en un momento dado, y esperado, Lola, Jumilla.
Y otra cosa: lo de las obligaciones: estoy en el mismo caso que tú, entre las cosas pendientes y las que me apetece hacer, y voto siempre por lo que me apetece hacer, sin por ello desatender las obligaciones, como un zen del momento preciso que te dice por dentro: ahora es el momento de hacer esto, ahora haz lo que te gusta, ahora haz esto otro. Mentira y gorda que la obligación haya de ser siempre lo primero, o mejor dicho: hay otras obligaciones que quizá desde fuera no se entienden, pero estar uno mismo bien haciendo lo que está deseando hacer también de algún modo es una obligación para con la vida y para con uno mismo y para con los que nos quieren.
Un beso inmenso,
Santi

brigate dijo...

Pero si te insultan en la rotonda que hay que tirarles el frasco a la cabeza?

An dijo...

y no tenia gotas para la paz en el mundo, tres gotas en la tierra y esta se llena de la armonia perdida :( no, seguro que no...que se le va a hacer. un bico

nancicomansi dijo...

Efecto "placebo". Mi mamá es adicta a ellas, pero a mí no me ha convencido...ella se las da hasta a los gatos...en fin...

david santos dijo...

Hola!
Si, cuentas gotas es mejor. Se no!
Ai Lola, ai Lolita, Lola, comigo vás acabar.
Claro que suelo se for sin cuenta gotas.
Gracias.

IGNACIO dijo...

Lola por eso no me agrada ir de médicos y hervorarios, a unos les dan a otros les quitan.

Y no se porqué a mí me da la sensación de que paso por la aduana, deje esto, deje lo otro...

Más si hay remedio para otros, de ahí las hervoristerías.

Un beso Lola

Merce dijo...

Me ha dado remordimiento de conciencia, yo la lista de tareas pendientes ya la perdí, y no me molesté en buscarla....es que es tan larga que no se por donde empezar...¿no habrá unas hierbecitas para olvidarla (la lista), del todo?

Shikilla dijo...

Bueno, yo de gotas por hoy solamente las que nos han caído en el partido de futbol de mi hijo, que ¡vaya manera de llover! que aunque tiene diez años se cree galáctico y le sobra afición. Me vendrían bien unas cuantas de esas de la paciencia, que me falta muchas veces.

Un beso y gracias por tu opinión en mi entrada de hoy :)

Mariano dijo...

Yo es que a Bach prefiero escucharlo a bebérmelo. Me quedo con Juliette Binoche, y si no hay más remedio con el chocolate. Soy adicto a los dos, lo reconozco. Ante los insultos en la rotonda, nos damos una vuelta más en ella y que el tipo de desahogue, que la ira contenida es mú mala.
Lola, me encanta tu blog y gracias por visitar el mío.

Luis Risco dijo...

Disculpe la sugerencia: agregue a las gotas de Bach (quien, según entiendo, además hacía música) unas gotitas de licor espirituoso, como las que se echan a uno de los mas brillantes inventos españoles, el carajillo. Funcionan mejor.
Saludos

Luis.

gonzalo dijo...

Lola está por sobre todo inventario o contabilidad.

Más claro, agua dijo...

Lo que de verdad sube mucho el ánimo son las chiri-gotas.

En cuanto a las flores, prefiero las de Baudelaire: "Las flores del mal" :-)

Landahlauts dijo...

Uyyy... yo soy muy escéptico para todas esas "brujerías". Tengo más confianza en la botica de toda la vida con sus medicinas de multinacional radicada en Suiza.

Además... con el montón de cosas que tienes que hacer... imagínate el ´dia entero contando gotitas... vamos para volverse loca.

Prueba con el chocolate, la opción "Juliette Binoche" es mucho más apetecible y sugerente.

josejimenez dijo...

las vacas lecheras sin cencerro, son aquellas que son buenas pal vaquero.

las lecheras de cencerro, o son guias o son "traviesas".

si quieres un remedio anti-ansiedad, dame un toque y teloxplico.

Mariano dijo...

Hoy mi remedio ha caído del cielo. Gotas de lluvia.

Sometimes Inviting Eyes dijo...

No te preocupes Lola, todo el mundo empieza a llevar el bolso cargado de esos botecitos, mi hermana la primera, aunque ella siempre se acuerda del monólogo de Piedrahita ¿para qué te dicen un número exacto de gotas si todos sabemos que luego es: uno, dos, chorrito, cinco, chorro... y diez?.
A mí, por el momento, me recuerdan a las pócimas de las películas de brujas, y cada vez que veo uno me entran ganas de hacerlo estallar contra el suelo a ver que pasa... esto tengo que hacérmelo mirar, lo sé. Ciaooo

Sintagma in Blue dijo...

Yo soy más de homeopatía, pero vamos, que cuando tienes una temporada que parece que te hayan hecho vudú, nada como rezarle a Santa Rita.

Valeria dijo...

Eleuterococo, Spirulina, Onagra...yo he tomado de todo por temporadas.

Nada, Lola, a darle gota a gota, cualquier remedio que te guste... ya nos contarás qué tal.

JOHNNY INGLE dijo...

Yo creo que más beneficiosas para el alma que las flores de Bach son las Cantatas de Bach.

Yo estudié mis oposiciones en medio de las Cantatas y me fue bien.

Respecto a la capacidad multitarea de una persona, ay, yo creo que para eso es preciso contar con un "dual cuore". En caso contrario, se produce el cuelgue.

Beauséant dijo...

bueno mira, algunos buscan respuestas en Dios, otros en el fondo de una botella, y tú, bueno, pues también en una botella mucho más pequeña, en su interior deben tener un genio diminuto...

Alba dijo...

Nosotros no creemos mucho en esas cosas, la verdad, y en está ocasión, sobre todo por espíritu práctico, porque, vamos a ver, con la vida y las cosas que me pasan ultimamente, como encima para ir por ahí con una garrafa de cinco litros de gotitas, para que hicieran efecto, mas que nada.

Un saludo desde el agua

El detective amaestrado dijo...

Encontré la revista Barcarola de la que me hablaste hace tiempo. Tarde, pero valió la pena...
Enhorabuena, me pareció sublime

j☻ss dijo...

Algo que nos pasa a todos en algún momento de la vida...

A ver qué pasa cuando termines de contar.
:-)

DTB

Carlos dijo...

Si no te gusta contar, pues ¿para qué cuentas las gotas?. Tú dale un chupito al frasco y ya nos contarás el resultado ;)

freelance dijo...

Hola, Sagitaria.Me acabo de enganchar; no soy un adicto a las plantitas pero en algunas ocasiones de ejercicio o tensiones vitales, creo que son útiles.
Me parece un mundo interresante; espero aprender con vosotr@s.