viernes, febrero 09, 2007

DECIR ADIÓS


Acariciar la idea de la muerte a una edad temprana siempre resulta romántico y conmovedor. Ver los rostros descarnados de quienes se quedan nos mueve a la soledad compartida, a una desolación sin parangón. Cuantos “¿Por qués?” “Nunca hice lo suficiente”, “tenía toda la vida por delante” y los “¿Para qué?” Rondarán por sus mentes.

En la mente del suicida reina la ofuscación, el abatimiento, la desesperación. Unos ojos que miran sin ver, que no saben donde está la luz ni como buscarla. Un día olvidan que el final del túnel, --luminoso y resplandeciente-- existe también, por y para ellos. No reparan en el sol, el aire, la brisa, el mar, el sexo, las caricias, el calor...Son burdas manifestaciones de una naturaleza cruel que debasta su entendimiento. Llega un día que asomarse a un oscuro ataúd ya no es tan descabellado, ni si quiera da terror saberse devorado por seres del subsuelo. Ellos ya viven devorados por la oscuridad misma.

¡Qué pena, Erika! ¡ Qué pena tantos mortales que deciden quitarse de en medio!. Algunos lo hacen de un modo eficaz y limpio. Otros, deciden matarse lentamente con el alcohol o las drogas. ¡Cuanta impotencia a tu alrededor! La de los hombres que te amaron, la de tu familia, la tuya propia por intentar escapar en una huida hacia la nada, hacia el abandono premeditado, irremediablemente consumado, o por consumar.¿Y quién es el cupable del ennui, la melancolía, la ansiedad infinitas, de la eterna tristesse?¿Y para qué buscar culpables?

21 comentarios:

Javier Luján dijo...

A mí, desde el punto de vista del no periodista, siempre me llama la atención que estas noticias siempren salgan a la luz cuando son personajes públicos, aún de una manera indirecta, como ésta señora, los protagonistas. ¿Y qué pasa con esos cientos de seres humanos que toman la misma decisión casi en el mismo instante que la otra? ¿No son noticia? No, claro.
Un saludo.

Mariano dijo...

Ni la vida es lo mismo para todos ni la muerte tampoco.
Y de acuerdo contigo en lo de no buscar culpables. Nos iría mejor si olvidaramos tanto maquineísmo y tanto dedo acusador.
Me reafirmo en lo que dije. Me gusta tu blog. Piensas y haces pensar. Y encima lo haces de una manera preciosa.

Shikilla dijo...

Sí, siempre es una pena una huida de ese modo, pero en una persona tan joven, aún más. Cuando uno piensa que ni siquiera la certeza de que mañana su hija se preguntará por qué su madre prefirió huir antes que quedarse a verla crecer, solamente surge la respuesta de la enfermedad. La depresión debe ser un pozo donde cualquier salida te parece buena.

La tristeza queda liberada para el que se va, pero anida durante mucho tiempo para los que quedan.

Un beso, Lola, y también mi voto, que ando de reparto!

Âme Noire dijo...

El suicidio, aunque un acto de cobardía, lo es también de abandono.
Hay veces que miras al alrededor y no ves nada. Hay veces en las que solo te apetece cerrar los ojos, meterte debajo de la cama, llorar sin razón alguna, liberarte de los confines de tu cuerpo... Y solo ves la muerte como escapatoria al encierro de lo físico.
... Hay veces que te sorprendes repasando mentalmente las diferentes formas de acabar con tu vida sin crear un escenario demasiado traumático para cuando tus seres queridos te descubran...
Entonces te asustas y te incorporas en la cama, te secas las lágrimas y dices: "¿Qué coño estás pensando?".
Buscas gente, para que al menos, al estar con ellos, sabes que no harás ninguna estupidez.
Pero la desesperación es inteligente, siempre nos ataca cuando estamos solos (física o emocionalmente).

Genial blog,

Âme Noire

juanmosquera dijo...

...decir adiós mientras todos dicen Te Quiero después de tantos silencios que se hicieron un grito. decir adiós con el valor de quien ha visto de cerca la muerte chiquita...

DE PROPOSITO dijo...

Olá.
Passei por aqui, e estive lendo o teu texto.
Desejo que a felicidade fique contigo.
Felicidades.
Manuel

Sintagma in Blue dijo...

La depresión es una enfermedad y el suicidio una manera de eutanasia.

victor alvarez dijo...

Corriendo sobre un círculo, llegarás al mismo sitio que si lo haces caminando, sólo que te cansaras menos.
En una espiral,uno también se marea,aunque tenga la certeza de que verá la luz por no ser circulo,aunque nunca sabrá si le queda un paso o 1000 para llegar a alguna parte,ya que en este segundo trazo,las pistas de que la meta anda cerca aparecerán casi a la par de la conclusión.
El camino...vamos a tener que esforzarnos en disfrutar caminando,porque como nos toque círculo, nos tiramos por la "tangente",y adiós muy buenas.
De todas formas, teniendo fe en el "algún día" tendremos fuerzas para seguir aunque el camino no nos agradara tanto como debiera,y luego esta también,el recurso de la huída.
Lo malo del suicidio,que si luego te arrepientes...

Landahlauts dijo...

A veces... es la única salida. Sobre todo cuando ves la vida desde el pozo de la depresión...

LOLA GRACIA dijo...

Capitán: Creo que una decisión tan personal como irse al otro barrio nunca debería ser noticia. Nuestros medios están de un casposo subido...Sólo los escritos mostraron algo de respeto.

AME. El suicidio...no sé si es cobardía. Creo que hay que tener mucho valor para quitarse la vida

Sintagma La palabra depresión tiene mucho que ver con el suidicio. Ha llevasdo a la muerte a mucha gente. Creo que la sanidad debería tomarla más en serio.

Vicotr: Creo que los suicidas se arrepienten cuando ya están de camino por la laguna Estigia.Por eso es tan horroroso.

Sxiqui. Creo que ella pensó que quitándose de enmedio hacía un favor a toda su familia...Desgraciadamente, la depresíón lleva a muchas personas a pensar a sí. Se tienen en tan poca estima que se creen completamente prescindibles. Es muy triste.

Merce dijo...

Es algo terrible, soy incapaz de imaginar que puede pasar por la mente de una persona para ser capaz de quitarse la vida.

Supongo que es un arrebato de valentía en medio de una tremenda cobardía.

Athos dijo...

¡Que soledad tan angustiosa debe sentir aquél que toma la decisión de suicidarse, ¿Verdad?

Besos

Valeria dijo...

Quien decide quitarse la vida, puede intentarlo una y otra vez hasta conseguirlo. Es su objetivo, porque no soportan su vida ni entienden qué hacen aquí...

Los de alrededor pensamos si hemos sabido entenderlos, si hicimos lo suficiente y acabas convencido de que no hay nada que hacer...

Estoy de acuerdo contigo en que es un acto de valentía, porque creen que evitan problemas a los demás.

Me gustó mucho, Lola

Beauséant dijo...

qué pena, por qué.. cada uno debe hacer con su vida lo que crea conveniente, si, es un regalo, pero no debe ser una obligación.. tenemos derecho a morir de la forma que decidamos...

LOLA GRACIA dijo...

Béauseant...Es una pena poque viven un infierno y eso les lleva al suicidio. Eso es lo que me da pena esa mortificación que es para algunas personas el vivir...y que los demás no podamos hacer nada por ayudarles. Si lees despacio el post..no es siquiera una crítica. Es un lamento de ver cómo alguien a quien quieres, no se quiere y prefieren irse.

j☻ss dijo...

No creo que nadie pueda encontrar una explicación lógica, depresión, problemas de todas clases, salud,
fracasos..., pero no son todos, es algo que no discrimina por ninguna
razón.

¿Cobardía, miedo, desesperación, valentía, melancolía, estrés...?
¿Quién sabe?

DTB

Alba y Alvaro dijo...

La mente, el alma de cada uno, sus sentimientos son, a veces, caminos díficiles de entender. El suicidio puede parecer egoísta a algunos, sobre todo a la gente más cercana, o incluso pecado a otros, deseosos de dominar todos los miedos del hombre. Lo que es cierto, es que el interior de cada persona es un mundo en el que a veces la tormenta puede más que la luz.

Besos desde el agua.

david santos dijo...

Hola!
Buen texto.
Muchas gracias y buen fin de semana

Zorro de Segovia dijo...

he visto varias personas que parecían fuertes hundirse sin remedio a dos metros de la orilla. ¿Por qué? por lo mismo que las ballenas se varan en la arena, porque el cerebro es extraño, desconocido, y cuando falla, no sabemos cómo arreglarlo. Somos tan frágiles...

nancicomansi dijo...

Que ni siquiera un hijo "sirva" de alguna manera para disuadirte...la desesperación debe ser terrible...

Anónimo dijo...

Después de un año aún no lo entiendo y busco entenderlo. es algo dificil y se mezclan sentimientos de tristeza, deshaogo, pero creo que el mas dominante es el de desesperanza, desgracia, ....que martirio debe de ser.