domingo, febrero 11, 2007

VAQUEROS PITILLO


El otro día casi me muero de la depresión al probarme unos vaqueros 38 que me quedaban muy justos. Esto es pa decirlo al modo fino. En realidad, me comprimían como cien enanos intentando estrangular las caderas, el muslamen y todo el perímetro de alto voltaje que tenemos las féminas entre cintura y rodillas. No lo digo sólo por el componente erótico del mismo, sino porque ahí van a parar bombones, patatas fritas, cacahuete, y golosinas varias. Es el equivalente a las jorobas de los dromedarios. Cuando engordamos, lo primero que se rellenan son aquestas partes y los pechos, faltaría plus.
Total, que llena de autocompasión y rabia por mi debilidad ante el chocolate me decido a probarme una talla más. Pues tampoco. Me quedaba grande.

-Es que estás entre las dos talla, me dice la dependienta aguantándose la risa.
Se ve que ese día estaba algo aburrida y conmigo le había tocado el gordo.

700 gramos menos y varias sesiones de elíptica matadora, sevidora se ha reconciliado con los pitillos y puede lucirlos sin que resulte una experiencia traumática.

A lo que voy..

¿Qué va a ser de nosotras con este lío de tallajes y modelos?
¿Quiénes son los culpables de que una 38 en Zara siente bien y en Mango te apriete? Por no hablar de los mercadillos donde todas las tallas son M, L, XL etc
Y sobre todo....
¿Qué psicópata inventó la talla única? ¿A qué talla real se corresponde? ¿Cómo se come eso de una sola talla para toda la humanidad?

28 comentarios:

Shikilla dijo...

Bueno, dichosa tú que aún cabes en una 38, yo a esa hace tiempo le dije adiós. Soy mediterránea hasta las trancas, nunca mejor dicho! jaja. De todos modos parece que la homogeneización de las tallas se acerca, y me parece bien, así nos dejarán de decir el consabido: " es que los de este fabricante dan poca talla..." Mira el enlace de la noticia, si quieres.

Un beso y mi votico guapa.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2007/01/23/mujer/1169556396.html

Merce dijo...

Yo lo que hago para no estar continuamente saliendo del probador para que me cambien la talla, es que me meto, de cada modelo al menos dos o incluso tres tallas, desde la 38 hasta la 42, por si acaso.

Primero me pruebo la 40, si me esta bien, vale, no me he pasado mucho, si me esta grande mejor, ahora si la 40 aprieta es culpa del fabricante que hace tallitas de muñecas, cada uno se consuela como puede, ¿ahora a quien le voy a echar yo la culpa del que pantalón no cierre....si todas las tallas son iguales?

Un saludo.

Mariano dijo...

Lo maravilloso es que las sonrisas, las miradas y los abrazos no tienen talla única.
Dentro de nada se unificarán las tallas. Un problema menos (un problema grave menos).

Sintagma in Blue dijo...

¿Una 38? ¿Y eso qué es?

Landahlauts dijo...

Las dependientas graciosillas.... algunas veces dan ganas de decirles:
ea, venga, guapa... pruébate tú a ver que taya te viene bien, bonita.

Has quedado muy bien en la foto, Lola. :)

atenea crisoelefantina dijo...

yo no pierdo el tiempo desmoralizandome o preocupandome por esas cosas!!
está claro que las tallas no están unificads, no hay un mismo patrón para todas las tiendas y fábricas.... así que no merece la pena gastar energía en esos rebotes!
Son ellos los que se tienen que adaptar a nosotros y no nosotros a ellos!

Shikilla dijo...

Hola Lola!!!

Te comunico que has sido una de mis tres candidatos elegidos para seguir con el juego que a mí también me han propuesto, si quieres y buenamente puedes, te copio las instrucciones:

Instrucciones del juego:- Tome el libro que este leyendo y vaya a la pagina 123 (si no esta leyendo uno puede escoger cualquiera)- Vaya a la quinta oración- Copie las siguientes tres oraciones y publíquelas en su blog, con el nombre del libro, autor y editorial.- Póngale la tarea a tres amigos.
A disfrutarlo.

Bueno, pues he cumplido!
Un beso para todas las tallas!!

Más claro, agua dijo...

A mí lo de "vaquero pitillo" me recuerda al gachó del anuncio de Marlboro... Y ese ya no está para muchas tallas, la verdad... :-)

An dijo...

lola estoy seguro que los baqueros te quedan de vertigo, yo tambien sufro los avatares del esceso navideño, por primera vez luzco unos pequeños flotadores que me tienen loco, por mucho que baje de peso...siguen en mis laterales, los pondre a prueba gimnastica :P sera la unica solución, como ves los hombres tambien tenemos las nuestras :) un beso un voto y mucho cariño :)

Javier Luján dijo...

La maldita estética de las tallas. Han quitado a cinco modelos de la pasarela Cibeles. Quizá rindamos demasiado culto al cuerpo.
Un saludo.

JOHNNY INGLE dijo...

bUENO, si la talla única es como la de esa de la foto, valdría la pena el esfuerzo de aplicar el lecho de Procusto a todos los vivientes

Respecto a estar entre dos tallas, ya lo dijo el maestro, que los calientes y los fríos entrarán en el Reino de los Cielos, pero que los tibios ahí se quedarán con la boca abierta y las ganas insatisfechas.

Ciauo.

El detective amaestrado dijo...

¿Y que problema en que se acumule es esas dos maravillosas zonas que has comentado?

gaia56 dijo...

demasiado culto al cuerpo, a la imagen exterior... de la interior nadie se ocupa.
¡fíjate el aprieto para quien se debe meter en pantalones 46!
la presión es demasiada, no se promueven hábitos saludables sino estéticos.
Saludos, nos leemos.

Beauséant dijo...

si te sirve de consuelo, supngo que no, no sólo es cuestión del genéro femenino, tengo cuatro pantalones en el armario con cuatro tallas distintas, y con todos me veo igual ...

Beauséant dijo...

no todos los guardan, algunos los cubren con el engañaso papel de la experiencia, y deciden enseñar al mundo lo que deben o no deben hacer.. supongo que eso es incluso peor que tener un colección propia de vidrieras rotas...

Tatoon dijo...

Bastante hacemos con resistir el contínuo "bombardeo" al que estamos sometidos con todo el tema del culto al cuerpo... desgraciadamente, para mucha gente de esta sociedad, esta es la primera de sus prioridades.

Si el tabaco ha sido la "droga blanda" del siglo XX, el culto al cuerpo (y todas sus "variedades") será la del siglo XXI. :(

IGNACIO dijo...

Lola tú pruébate, lo que te siente bien te lo quedas, esto de las tallas es un santo cachondeo, yo paso de la 40 a la 48 en sólo una tienda.

LOLA GRACIA dijo...

XIQUI...Con los fabricantes hemos topado..a algunos les ponía yo la roba que perpetran

MERCE. Algunas dependientas me detienen en el probador con cara de ¿pero a dónde te crees que vas con tantos trapos?

MARIANO. ME ha encantado de eso de que los abrazos no tienen tallas...pero yo diría que tienen modalidades ¿nop?

MAS CLARO..JA,JA con tanto fumete estará pal arrastre.

AN, gracias por la confianza. Depende del vaquero

CAPITÁN..Claro que le rendimos demasiado culto al cuerpo. La presión es grande para no hacerlo

JONNHY. Estoy entre dos tallas, según fabricante, modelo, tienda etc. Pero no soy tibia, de eso nada, monada. Ya sabes que a los tibios los vomita Dios

DETECTIVE..Problema ninguno pero tenemos que tenerlas siempre a raya
GAIA. Sí mucha presión. Me autoinculpo un poco frívola. No lo puedo evitar. Fui una niña gorda y las pasé canutas mucho tiempo...por eso ahora me compro tanta ropa. Antes no cabía
BEAUSEANT. NO, no es un consuelo pero a ver si se arregla esto de las tallas
TATOON..Sí que hay un bombardeo feroz pero...qué hacer?? La buena apariencia y estado físicos son cada vez una exigencia mayor. Como decía guillermo del toro hay un nuevo racismo: el grasismo.
IGNACIO..Seguiré tus consejos
ATHENEA...En fin, sí que se deberían adaptar a nosotros pero el hecho es que no. No se adaptan, de momento. Podemos probar a no ponernos ropa de ninguna clase, a ver qué pasaba

LOLA GRACIA dijo...

Ah, Landa..algunas dependientas son graciosillas, esta lo era, algunas son absolutamente pijas y discriman al cliente por su pinta. Véase Corte Inglés sección de joyeria.

Luzbel Guerrero dijo...

Querida Lola, he leído un comentario suyo en Nancicomansi en el que se metía con las pobres arañas, llamándolas cobardes. Vine en pie de guerra, pero después de reirme con el episodio del 38 Vs heladitos, ya estoy menos belicoso.
Las arañas son unos bichitos muy beneficiosos para nosotros, aún así nos producen un amplio espectro de emociones que van desde el asco al pánico.
Ojalá algún día se le ocurra a algún productor de dibujos animados, hacer un personaje con una arañita simpática y entrañable. Lo más curioso es que al mismo tiempo que se pisotea a los arácnidos, se acepta a las putas palomas, portadoras de enfermedades y lanzadoras de misiles caqueros. Misterios de lo humano.

Alba dijo...

Uf, que suerte. Yo esa la tengo olvidada, hija. Y eso que ni cacahuetes, ni patatas fritas, ni chocolate. Dos partos que me han dejado con una 40 y dichosa soy cuando entro en ellos. Lo de talla única yo siempre pienso que es porque es la "unica" talla que tienen en la tienda no porque no tuviera que existir alguna más. En fin, además ¿te has fijado que cuando engordas, solo lo haces de caderas o barriguita y cuando adelgazas solo te queda grande el último sujetador tan mono que compraste? Un asco.

Muchos besos

LOLA GRACIA dijo...

Odio a las palomas por encima de otros muchos bichos...respecto a lo de la araña simpática ya han hecho una película que está por estrenarse sobre una araña que le salva la vida a un cerdito en una granja (tipo BABE) Hombre, como insecticida natural no están mal..en eso consiste la lucha biológica que aquí donde me véis, loca por los vaqueros, de eso se algunas cosas.

Peorparaelsol dijo...

Yo también estoy entre dos tallas ¿Porqué no existirá la 41?? Me hace mucha gracia también lo de la talla única. Será única pero por lo general, yo seré una de las personas que no soy "única" porque sino....

nancicomansi dijo...

¿He puesto alguna tontería? Por que no sale mi comentario...

missangria dijo...

Cuando me sucede esto con los pantalones que unos me oprimen hasta el mareo y los otros me van grandes opto por los "sin respiro" porqué normalmente se dan. Cuando entro en una tienda en busca de pantalones que tiemble todo el mundo porqué acostumbro a salir de un humor de perros, dichosas caderas!

Saludos.

Carlos dijo...

Anda!!!! pues yo también odio las palomas. Para mí son como ratas con alas. He tenido una mala experiencia con esa plaga, porque realmente son una plaga. Bueno, que me voy por los cerros... Pues para los vaqueros siempre llega un listo e inventa algo: los vaqueros elásticos. ¿los has probado?. Seguro que hasta te podrías poner una 36. Es otra forma de mantener el ego. Me decía el otro día una amiga: Fíjate, yo uso una 36. Y tan contenta que estaba con sus vaqueros.

AnaCCapote dijo...

bufff una 38¡¡¡ eso es para niñas, y para niñas de ahora, porque en mi generación (y tengo 34) a esas edades de los 20 más o menos, no éramos ásí, la juventud de ahroa está más alta, más delgada y más estrecha de huesos.... quizás la obsesión por las modelos anoréxicas sea eso, que las niñas de ahora soin así, peor en fin... yi no me obsesiono por ponerme una 38, me obsesiono por ponerme lo que me gusta y em quede bien... y si me piuedo ir a segovia a comerme un cochinillo, ¡¡bien venido sea¡¡¡... no creo que valga la pena vivir obsesionada con unas tallas.... ehhh que cuidarse por supuesto, pero sin llegar a la obsesión.

Anónimo dijo...

pues cuando voy de compras, vuelvo a casa con un complejo flipante niñas toy mu obsesiona, uso una 36/38 y kiero usar menos, una 34/36 y lo paso fatal, a veces me encanta como me keda , pero el problema es k me veo super gorda, es lo peor k te puede pasar, xq te pones mala dejas de comer, asin ke yo os aconsejo k no os acomplejeis como toy yo, xq no lleva a ninguna parte, muxos bsss