viernes, marzo 28, 2008

La palabra suave



(Si quieres verlo en grande, pincha, que no duele)
La primavera llega con palabras suaves. Brisa, beso, prisa,vaso. Bésame. Un aire polinizado contagia de vida las plazas y avenidas. Colorea las mejillas de las doncellas. Llena los pulmones de Calixtos en busca del amor. Quiéreme. Silba el viento verde y recorre el vapor de una tela blanca, y dos piernas blancas que esperan tostarse al calor del sol. Expectantes del milagro que acontece. Calor, sudor, pasión. Bésame. Los rituales persisten en improvisados encuentros. Tú, yo y el amor. Y el viento, inexpugnable sigue su camino. Posee a las hembras que a su paso encuentra y enciende el interruptor del deseo. Suave, sándalo, sonidos y susurros. Te amo. Gatas en los tejados, ronronean un dulce canto. Algunos se extravían, cambian el paso. Se estampan contra la vida. Y sonríen...porque el amor duele y cruje, apuñala y enciende, pero es el mismo pálpito de la existencia. Emmas, Julietas, Isoldas y Elenas proclaman con furia y decididas el trono majestático que el amor merece. Ellas, sus abanderadas. Musas, confusas. Romeos, Tristanes y, siempre, el joven Wherter, el desdichado pijo-parte y Humbert-Humbert.
Ellos, ellas; ellas y ellos; ellos y ellos, ellas y ellas. Y el amor.



Ciclo : "El Amor"
Lugar: Biblioteca Regional de Murcia
Días: 7-8 y9 de abril a las 20,00 horas
Ponentes: Sylvia de Béjar, Martín Casariego, Ana Mª Tomás, Pura Salceda y Juan Carlos Calderón

18 comentarios:

brigate dijo...

uhmmm.. tenemos que hablar.

sushi de anguila dijo...

Me pido el papel de Humbert-Humbert, los demás, que apechuguen y espabilen...Menudo curro intenso te espera, Lola,para intentar descifrar las claves de algo que nadie sabe lo que es ni se puede mostrar al conjunto del pueblo, salvo el mundano mundo de amor...

Merce dijo...

Lola, pues si nada me lo impide, (es decir, virus y cosas tan desagradables como esas), el día 9 estaré por allí, y me encantaría saludarte...

Un beso

Me encanta la primavera...aunque esta haya llegado con unos pólenes muy rebeldes...

Camille Stein dijo...

Pinceladas muy certeras. Trazos precisos sobre lo que se avecina. Palabras muy suaves... Besos.

coco dijo...

mmmmmmmmm...

armstrongfl dijo...

Armstrong está interesado en este tema, siempre. Ha leído algo de Sylvia de Béjar hace unas semanas, y aprendió cosas de ese libro.
A Ana MªTomás la lee en LAVERDAD todos los sábados.
Tiene que ser interesante el tema.

eSadElBlOg dijo...

lástima que me pilla lejos,¿nos contaras algo a los que no podemos ir?

Lola dijo...

Brigate, cuando quieras hablamos.

Sushi..espero verte por allí...descifrar un misterio es complicado, pero seguro que surge una discusión interesante
Amstrongfl...Ana Mª es una maravillosa escritora y amiga, Pura Salceda, tanto así...el resto de ponentes son de una categoría profesional incuestionable. Ya hablaré detenidamente de todos y cada uno de ellos esta semana.
Camille, como siempre, todo escrito prácticamente de un tirón...con las tripas, como siempre.
Coco..mmmmm ¿te vas a perder a Pura? Una pena

Esa del blog..siempre tengo el mismo problema. Mucho trabajo. Poco tiempo..nadie que se lleve una cámara y nos haga una fotillo en condicones..Difícil. Haré lo que pueda.

Beauséant dijo...

cuántas palabras para definir algo que es imposible de explicar ;)

Más claro, agua dijo...

Me gusta la idea del "amor ágape". No como la define Benedicto, claro, sino como el amor a la hora del aperitivo (algo muy primaveral, por otro lado ;-)

Suerte y disfrute con el ciclo. Besos.

Anónimo dijo...

Dado que con la llegada de la primavera todos nos volvemos sentimentales, lo mejor que podemos hacer -temo- es dedicarnos a la lectura sosegada de poesía en el trabajo.

Así sí que cunde el tiempo.

Por ejemplo, propongo que leamos una y otra vez a Ángel González y su 'Inventario de lugares propicios al amor'.

Ya lo conoceréis, pero aquí lo pego.





Son pocos.
La primavera está muy prestigiada, pero
es mejor el verano.
Y también esas grietas que el otoño
forma al interceder con los domingos
en algunas ciudades
ya de por sí amarillas como plátanos.
El invierno elimina muchos sitios:
quicios de puertas orientadas al norte,
orillas de los ríos,
bancos públicos.
Los contrafuertes exteriores
de las viejas iglesias
dejan a veces huecos
utilizables aunque caiga nieve.
Pero desengañémonos: las bajas
temperaturas y los vientos húmedos
lo dificultan todo.
Las ordenanzas, además, proscriben
la caricia (con exenciones
para determinadas zonas epidérmicas
-sin interés alguno-
en niños, perros y otros animales)
y el «no tocar, peligro de ignominia»
puede leerse en miles de miradas.
¿Adónde huir, entonces?
Por todas partes ojos bizcos,
córneas torturadas,
implacables pupilas,
retinas reticentes,
vigilan, desconfían, amenazan.
Queda quizá el recurso de andar solo,
de vaciar el alma de ternura
y llenarla de hastío e indiferencia,
en este tiempo hostil, propicio al odio.



Un beso a Lola y a todos los que aquí encontráis un hueco de parte de Roberto.

Cuidáos de la primavera.

LOLA GRACIA dijo...

Roberto, qué bonito...chico. Gracias por tan hermosa aportación

Camille Stein dijo...

El poema aportado por Roberto, un hermoso complemento a las palabras de Lola... Las ordenanzas proscriben la caricia, uf.

Luna Carmesi dijo...

Tenemos mas horas del dia para ver flores. Aunque la prenumbra es lo mejor para disfrutar de las mareas.

Besitos.
:)

enrique dijo...

Suerte la tuya, otra vez Pura Salceda en Murcia...
cartel de lujo, muchos éxitos.

josejimenez dijo...

lola... saludos

nomesploraria dijo...

Me encanta la gráfica de las conferencias. Lo que daría por estar allí.

besicooooooos

Carmen dijo...

¿El ciclo es abierto al público?
Sería un honor poder asistir.
Gracias, y fuerza Lola, que te espera mucho trabajo.