jueves, abril 09, 2009

Blancanieves


Se cierne el olvido en tu
gótica hermosura.
Morena con labios de sangre.
La vida comenzó far far away
y allí se quedó.
Y tú
Tan sola.
Hasta los enanitos se olvidaron
de la sin par belleza de
Blancanieves
¿Y el príncipe?
Ese mentiroso cabrón
sigue su itinerario picaflor.
Ay, Blanca sin blanca.
Abandonada a tu suerte.
Reclama tu cetro,
cómete la manzana,
mata a la Reina.
Así es la vida.
Jaque o muerte.
Imagen:
Magazine: Vogue ItaliaIssue: January 2008
Title: A Bedtime Story
Photographer: Steven Meisel
Model: Guinevere Van Seenus

11 comentarios:

Conde Niño dijo...

Joder, ¡qué buen poema! Me ha encantado. ¿De quién es?

(Salud)os!

LOLA GRACIA dijo...

Mine.

Camille Stein dijo...

no importa el tiempo que pase

Blancanieves está condenada a desempeñar su papel, a comer su manzana, a la espera...

la belleza, literaria y nunca marchita, del mármol

besos

Conde Niño dijo...

Pues me alegro de que sea tuyo. Sigue colgando más. Y gracias a ti.

Un e-brazo

Poétic@ dijo...

Un nuevo placer pasar por tu blog.

Sintagma in Blue dijo...

¿El enemigo real es la reina o el príncipe azul?

nano dijo...

.:.

"Morena con labios de sangre..."

¿de dónde salió?

¿por qué la vi blanca si dices "morena"? ¿por sus labios de sangre?

interesante metáfora...

.:.

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Muy buen poema, felicidades por tu blog, un abrazo.

LOLA GRACIA dijo...

Sintagma...el príncipe es lo que se conoce vulgarmente en Murcia como un TONTUCIO...La reina, la reina...esa es la mala.

Nano...Blancanieves era morena de cabello...la tez muy blanca y los labios muy rojos. Un poco vampírica quizá :)

Antonio Rentero dijo...

¿Y las manzanas que dejamos en esta vida sin morder?
¿Y las Blancanieves a las que no despertamos?
¿Y los Príncipes Azules que pasaron de largo?
¿Y los espejos que seguimos mirando, empeñados en creer sus mentiras?
¿Y los enanos que dejamos que nos rodeen para luego olvidarlos y huir de ellos a lomos del primer caballo blanco que pasa a recogernos?

Se quedaron colgadas de su árbol hasta que cayeron y se pudrieron.
Durmieron para siempre perfectas en su belleza de ensueño.
Nunca lograron gobernar un reino.
Su azogue envejeció y revelo nuestra triste verdad.
Volvieron a la mina a seguir sacando diamantes de la negra roca.

Y nadie comió perdices.

Isaboa Del Sol dijo...

Original entrada.que narices ella aun es la mas bella y es inteligente, osea que se aproveche de su físico e inteligencia y se busque la vida. Mejor sapos graciosos que príncipes imbeciles