lunes, junio 22, 2009

Caliente, caliente




Ya sé que hablar del tiempo es un recurso fácil, pero me imagino a la pobre Rafaella Carrá surcando la Avenida Teniente Flomesta, por poner un caso, con sus años y su temple, y creo que no llega ni a Vistabella. Dicen que Murcia va a registrar este verano dos grados más de temperatura que el resto de España. Digo yo, que ya que Miguel Angel Cámara se ha marcado el detallazo de poner cámaras de seguridad en los parques para que las maris como yo podamos volver tranquilas a casa después de las 12 de la noche, pues, tambien digo yo, que podría colocar unos aspersores para la humanidad peatonal que tiene el castigo de transitar por esta ciudad que, insisto, es el desierto. Imagínense que nos vaporizasen en medio de la vía publica ¡Qué placer!. ¡Hala! un chorro al más puro estilo del desodorante aquel de los limones del Caribe (FA). El detalle sería soberbio si se utilizasen nuestras maravillosas aguas termales ¡Cámara, cuanto bien harías por nuestro cutis! También propongo instalar algún sombraje en esas plazas inmisericordes sin arboles y tíos cachas repartiendo botellitas de agua. Ay, y que nos canten eso de La Carrá: “Caliente, caliente, eo, caliente, caliente, oa”

3 comentarios:

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Me chifla la Carrà y sus cosas todo el mundo lo sabe ya... pero más me ha chiflado tu idea de los aspersores termales. Los necesitamos YA!

La Fuensanta y el Antón dijo...

¡Mi Fuensantica y yo andamos muncho por Murcia y nos vendría ni que pintao cualquier tipo de refrescamiento! Aunque bañarnos con aspersores por la orilla'l río nos haría sentir como los mosquitos rociaos con flin... Murcia es asín... Como decía un conformista, argo es argo y chupaba caracoles vacíos.

txe dijo...

calor, rafaella y FA, menudo panorama :)