lunes, noviembre 09, 2009

El cole, ese lugar de sufrimiento


Cuando todo el mundo habla de que ha tenido una infancia maravillosa e ideal de la muerte siento...siento que mienten. En mi infancia yo no era una persona. Era un tubérculo. En clase todos me decían patata, gracias a las innumerables cualidades de "Nino", nuestro compañero de clase, cuyo ingenio fabricaba un mote diferente para cada alumno con el cual nos torturaba. Si no eras de su agrado estabas jodido. Su galería de apelativos es indiscutiblemente variada y creativa: aerolíneas dumberas (para Pablo, que era orejón); Poggtu (Para nuestra querida Isa, alias Isabel de Portugal, según Merce...era la que mejor parada salía de estos apelativos con diferencia); 220 (para Caracena, porque según él estaba enchufada), Bolo 7 , la "naranjas de la china" (imaginaos por qué); el jinete sin cabeza, la rana de Smacks...

Yo era del club de los jodidos. Nino no paraba de moverse, era un chichipán moreno, ahora es ese tipo de la izquieda con coleta al que sólo le falta un cristo de oro para parecer un patriarca gitano.
En el cole he sido perseguida por estar gorda. Se han reído de mi lo indecible. Veo mis fotos de antes y ni estaba tan gorda ni era tan espantosa. Al contrario...era muy mona pero no tenía una cara de las que se llevaban en aquella época ¡Vaya un puto complejo toda mi puta vida!
Nowadays, cuando quedamos en las cenas, muchos no se acuerdan de quien soy. Es increíble. Con uno de ellos, cuyo nombre no recuerdo (perdona) estuvimos a hostia limpia un día. Jetazo va y jetazo viene...porque yo no me arredraba. Eso nunca.
Así que, queridos y queridas, no me ha salido un artículo de ¡Qué guays érais! ¡Qué compañeros más majos! Porque no. Y Nino, te juro que para la cena del año que viene en el que todos seréis cuarentones (excepto yo, que todavía tendré 39) te pienso dar una colleja sideral de las que hacen historia.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios mío!Agresividad contenida durante unos cuantos años?Bueno veo que te has quedado descansando o no?
En fin cada uno ha vivido las cosas a su manera y también hemos pasado ratos muy buenos y todos nos hemos reído de todos, la verdad.
De todas maneras últimamente te noto "un poquito agresiva" en general con algunos temas y que las collejas las repartirías a más de uno verdad?, ja,ja.
Un besico guapa y eras "patata risi" por la sonrisa que tenías siempre puesta, así que no la pierdas nunca.Un besico de Isa( la reina de Portugal).

CRITICO dijo...

emmm...agresividad??. No, hija, esto es justicia kármica. Ya era hora, coño.

Josep Fábrega Agea dijo...

¡Lola, con esa belleza mediterránea que tú tienes! Vamos que tiraría yo mi chaqueta a un charco para que no te mojaras los zapatos.
Yo tuve una infancia infeliz por otros motivos. Me al quitaron pero ahora la recupero a través de mis hijos.
Saludos, hermosa.

Nino dijo...

Hola Lolica. De verdad que no pensaba que las travesuras que hicimos de pequeños te hubiesen marcado tanto. No creo que los demás compañeros que has nombrado piensen asi. Es tu simple opinión. Pero bueno, cada uno afronta sus inseguridades como sabe ó como puede. Para mi no dejan de ser chiquilladas del colegio. Reírse más de uno mismo ayuda. Te aseguro que me cayó más de un palo por ser tan "bicho" en aquella época (y creo que deberían haber sido más). Así es que esperaré ansioso esa colleja la cena que viene. Aunque me la podías haber dado el viernes que nos sentamos cerquita niñaaaaa XD.

Un beso guapa y más humor.
(el gitano de la coleta)

Lola Gracia dijo...

Po zí, hijo...ahora me parece todo una chorrada pero en aquella época...joder lo pasaba fatal, chiquillo...y sí, algo marca...no es lo mismo crecer siendo una tía buena que un tubérculo...
Lo entiendes ¿no?
Besicos con humor

coco dijo...

Me quito el sombrero, querida. Yo fui perseguido por llevar pantalones cortos con 13 años. Y ahora no hay quien me los quite! con lo que molan. Lo que hace tener criterio. O creerselo.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Si Woody Allen pillara esta historia...
Un saludo

LOLA GRACIA dijo...

Pues nada...para qué quiero a Woody Allen...que yo también escribo guiones :)...en fin cette petite histoire d'une pomme de terre

Sintagma in Blue dijo...

que si patatín que si patatán!

(quien ríe el último...)

Nino dijo...

"Así que, queridos y queridas, no me ha salido un artículo de ¡Qué guays érais! ¡Qué compañeros más majos! Porque no. Y Nino, te juro que para la cena del año que viene en el que todos seréis cuarentones (excepto yo, que todavía tendré 39) te pienso dar una colleja sideral de las que hacen historia."

Te echamos de menos en la cena Lola. Al final fuimos 26.
Un beso.

LOLA GRACIA dijo...

Un besico Nino...no estaba buena y, por cierto, a la presentación de mi libro no fue nadie del cole, ni tú, ni tu hermana. Sólo la Isica, que es un monumento de persona. Y, por desgracia, no presento libros todos los años. Espero nos veamos pronto.