viernes, noviembre 20, 2009

Justicia antigua

Ya lo dijo Nuria Fuentes. Si no se encuentran restos arqueológicos sobresalientes el parking estará finiquitado en 2011. Y con las plazas medio vendidas a golpe de talón de 30 mil eurazos y de buenos contactos, lo que se ha encontrado bajo el jardín de San Esteban es una ciudad. Nuria dice que no. Yo les digo que abran el ojo y echen un vistazo por entre las barreras que circundan la obra. Se lo llevan piedra a piedra y montan un parque temático. Esto no se me ha ocurrido a mi sola, que tiro de hemeroteca y veo que es una propuesta del PSOE. Aunque ellos solicitan que sea “in situ”. Tengo una tía, a la que quiero a rabiar, que a todo eso no le llama “restos”, le denomina “un montón de piedras viejas” y está en su derecho, pero ya que yo tengo esta “miajica”, opino desde aquí que a esas piedras le podríamos sacar un rendimiento económico que redundase en el beneficio de todos, de nuestro patrimonio artístico, esa cosa tan cultureta, pero que a algunos nos importa. Creemos en Murcia nuestra propia Medina Azhara.

Publicado en 20 minutos, Murcia (sólo en papel) hace unas cuatro semanas...Menudo pollo se ha liado con esto

2 comentarios:

pau dijo...

Pocos se dan cuenta que lo que tienen es casi único, unas piedras que son historia y que la mayoría carece.
En Barcelona, bajo el antiguo Borne, "descubrieron" un barrio entero. Sabían que estaba allí, tanto los vecinos como el ayuntamiento. Los primeros prefieren la biblioteca antes que las ruinas, únicas en el mundo.
La biblioteca se puede construir en cualquier parte, el barrio no; pero lo peor es que los que se quejan -hay que verlos- no han pisado, ni se espera que lo hagan, una biblioteca en su vida.

El buzon de mi casa dijo...

Aquí hay quienes están empeñados en darle la espalda a la realidad. Considerando que dentro de nada solo podremos ofrecer al mundo nuestra historia para hacer más atractiva nuestra industria turística, deberíamos considerar la posibilidad de poner en marcha un plan nacional de valorización de nuestro patrimonio histórico.
Claro esta que eso es de hablar de España y planes nacionales, en esta nueva España es casi sinónimo de "franquista", así que nada a la picota con los restos.
pero ¡qué brutos somos!, especialmente con nuestro patrimonio, cuando no lo saqueamos, lo expoliamos, y cuando no hacemos ni lo uno ni lo otro lo derruimos.
Alguien debería poner orden y freno y dotar a la Dirección General de Patrimonio de poder para ejercer por encima del poder transitorio de los políticos el ejercicio del Sentido Común, si es que no lo hemos perdido ya del todo.

Noticias como las que das indignan, al menos a mí, ¿se nota?..

Feliz semana Lola