lunes, agosto 01, 2011

Hepburn -Tracy: complicidad, inteligencia, incondicionalidad








Hoy me ocupo de una pareja memorable en todos los sentidos. De un ejemplo de inteligencia, ironía y duelo de actores llevado a la gran pantalla. Ellos eran dos grandes por separado y juntos han compuesto escenas deliciosas, acompañados por supuesto, por el talento de grandes directores como George Cukor. Me refiero a Spencer Tracy Y Katherine Hepburn. Ambos fueron amantes, camaradas, respetuosos el uno con el otro en todos los aspectos y  nos regalaron gloriosas joyas del cine como “La mujer del año” o “La costilla de Adán”.

La cosa no empezó demasiado bien. Antes de su primer encuentro él se preguntaba cómo podría hacer una película "con una mujer que llevaba las uñas sucias, tenía una sexualidad ambigua y usa siempre pantalones”. A ella le pareció que no encajarían. De hecho, era demasiado alta para Tracy. “Me parece que es demasiado bajito para mi”, dicen que le dijo. Cuenta la leyenda que el director de “La mujer del año” , Joseph Mankiewicz le contestó “No te preocupes, Kate. Spencer te humillará hasta rebajarte a su altura”.

Hepburn una americana sofisticada, de buena clase, culta y con justa fama de tener una independencia y un carácter poco habituales para aquella época, amó a Spencer de un modo noble, desinteresado, nada humillante.
Él estaba casado, tenía una profunda fe católica y para colmo de males, su esposa -- que cuidó toda su vida del hijo de ambos con una deficiencia auditiva, y abandonó su carrera de actriz para seguir a Spencer, a quien también toleró mujeres y alcohol— llevaba impedida desde hacía años. Estas circunstancias llevaron a Spencer a no solicitar nunca el divorcio de su esposa y a que, tanto Katherine como él, mantuvieran siempre una exquisita discreción en su historia de amor. Un amor que era manifiesto en la gran pantalla aunque jamás conviviesen juntos, ni se alojasen en el mismo hotel cuando viajaban, ni pueda verse ninguna foto de ambos que no sea relacionada con el trabajo.


Ella cuidó de Spencer hasta el final de sus días, aquejado de enfisema pulmonar  y problemas cardíacos y alquiló una casa junto a la suya. También intervino en un papel muy por debajo de sus posibilidades en “Adivina quien viene a cenar esta noche”, por rodar junto a su amor. Fue la última película que hicieron juntos.  Hepburn recibió un Óscar por su interpretación, cuando recogió la estatuilla, él ya no estaba en este mundo y dijo a los presentes: “Siento como si se lo hubiese robado a Tracy”.

Según cuenta en sus maravillos libros Terenci Moix, hay algo que Spencer hizo por Katherine: la rescató de los papeles que no iban con ella y que estaban acabando con su carrera como actriz. A su lado pudo ser esa mujer americana, decididamente superior enfrentada a su pareja casi siempre por motivos profesionales, como ocurría en la memorable “Costilla de Adán”

En "La mujer del año" ambos trabajan de periodistas, pero ella es una sofisticada, culta y  progresista editorialista y él es un basto cronista deportivo. No se dan tregua ni un segundo.

Ambos en pantalla eran insuperables. Existía complicidad y encanto, incluso cuando se robaban planos el uno al otro, en un interminable reto lleno de inteligencia y calor. Apasionados intercambios de miradas, réplicas tanto dentro como fuera del cine.

En 2008 se publicó un libro que desmentía la historia de Kate y Spence y que, aún iba más lejos, lo que pretendían ambos era enmascarar el lesbianismo de ella y la homosexualidad de él. Personalmente, no me cuadra. ¿Se imaginan una mujer como Hebpurn cuidando a un hombre por mantener las apariencias? ¿Había necesidad alguna?
En cual quier caso, y por muy actores que fueran, yo les reto a que vean algunas de las películas en las que aparecen juntos y juzguen por sí mismos.


Si quieres escuchar la versión reportaje radiofónico pincha aquí


2 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

A mi tampoco me cuadra esa historia de doble coartada.

Una de las parejas más inolvidables de fuera y dentro del Séptimo Arte, junto con las ya reseñadas Bogart/Bacall o Newman/Woodward.

Por cierto... ¿no te pareció todo un entrañable homenaje a Spencer Tracy el protagonista de "Up"?

http://www.blogseitb.com/estrenosdecine/wp-content/uploads/2009/12/UP1-300x131.jpg

La relación del prota de "Up" con su dinámica mujer tb me recordaba la relación entre Tracy y Hepburn.

"Up"... esa película cuyos primeros 20 minutos son lo mejor que se haya rodado jamás en toda la Historia del Cine...

Oscar Martín dijo...

Una mujer fascinante !!!
no dejaré de olvidar pese a sus años, "El estanque dorado"...