jueves, julio 13, 2006

NIÑO



Mi hogar por las mañanas
es una fiesta de sonrisas
y mimos,
de alegría infantil.
No hay primavera apasionada
pero sí olor de niño feliz,
de armonía y juguetes,
de dientes blancos de leche
y almíbar de dioses en las
palabras ininteligibles,
y una odisea de amor eterno
en aquellas que comprendo:
“M” de mamá, “Q” de queso.

El niño de mi vida cotidiana,
el abrazo gratuito,
el cariño inmerecido,
el recibir sin cortapisas
mil sonrisas.
Su cabezita entre
mi cuello y mis hombros.
Su acurrucarse tierno, eterno.
Su voz infantil.
Su nuca de papel de arroz,
sus boquita de soles,
sus travesuras de vida a raudales.

7 comentarios:

desmitificador dijo...

Ayyyyy....que se te cae la baba con el muñeco de dos años :D

joseSTEREO dijo...

hola lola

gracias por tus posts!

he de decir que tu niño es casi tan bonito como mi sobrino (¿pa qué negar la evidencia, jajaja?)

seguiré tu blog porque yo también aspiro a ser feliz

brigate dijo...

Lola,
pon links, que los que tienes puestos son los que salen por defecto cuando haces el blog.
Besos

josejimenez dijo...

beirut somos todos

brigate dijo...

Yo no.

LOLA GRACIA dijo...

yo no? qué?

brigate dijo...

Que yo no soy Beirut.