domingo, mayo 08, 2011

Scarlett de mentira, Scarlett de verdad





A la gente de la moda se le ha ido definitivamente la pinza. Es más voy a montar un partido político para promulgar el derecho de las mujeres a ser normales y reales. Normales para mi son de la 40 (antes 38) en adelante. Mujer adulta, mayor de 25 años que calze una 34, al pozo. Porque estas mujeres, ñoras y ñores, se podrían vestir en la sección de niños de El Corte Inglés y, lo siento, pero yo entiendo que debe haber fronteras razonables y saludables para todos.
A ver, mirad esas foticos. Aquí tenemos a la hermosa Scarlett vestida por Mango y adelgazada unos 10 kilos por Photoshop. Vale, puede que sean siete pero, yo me pregunto ¿Por qué? No entiendo que Mango se gaste una pasta en contratar a esta niña para luego hacerla parecer lo que no es: es decir, andróniga y puntiaguda. Scarlett es suave y por eso gusta al mundo.
Definitivamente, los directores de estilo, o lo que sea, de esta marca tienen un problema muy serio con el tema de la delgadez. Sus catálogos parecen anunciar campos de concentración en lugar de moda. No lo entiendo. De verdad. Yo, de momento, les he vetado en mi tarjeta de crédito. No compro nada de Mango a partir de ahora. Lo siento. Y lo del partido político lo digo en serio. Señores, somos mujeres. Las hormonas nos impiden, por lo menos a mi, ser de otra manera. Y deberíamos boicotear a todos estos diseñadores y estilistas que niegan nuestra condición y se forran haciendo moda para mujeres, a las que, desde luego y obviamente odian (a lo mejor porque no son como nosotras). He dicho.

Las fotos estaban aquí

3 comentarios:

Paco dijo...

Hola,

Pues tienes razón, porque he visto el cartel es bastantes sitios y pensaba que era una modelo que se parecía a Victoria Beckham, que como la retocan tanto puede ser cualquiera.

Un saludo

Antonio Rentero dijo...

las curvas de mi Scarlett que no me las toquen y mucho menos que me las retoquen.

Por menos que esto habría que empezar a montar guillotinas en la plaza pública. O como mínimo embrear y emplumar a alguien.

pau dijo...

El error de Mango es contratar al equivocado.
Si tienes un público con un tallaje y un estilo concretows, debes buscar alguien al que se pueda identificar con él.