lunes, agosto 08, 2011

Ava y Frank: Stormy weather



Vaya un par de patas pa un banco: Ava y Frank, Frank Sinatra y Ava Gardner. Ahí es nada. Probablemente el mejor cantante del siglo XX y uno de los mitos eróticos más potentes que ha dado la industria del cine; además una actriz muy solvente con la que disfrutamos sobremanera en películas como "Magnolia", "Mundos opuestos" o  “La condesa descalza", donde, según cuentan las leyendas, se recrea la triste vida de otro mito de la época. Ese mito era Rita Hayworth.

Con Ava Gardner los españoles tenemos algo de ventaja porque se vino a nuestro país escapando del carácter de Frank, deseosa de vengarse por vete a saber qué disgusto tonto, y haciendo gala de su belleza  en todos los garitos golfos de la ciudad de Madrid. Aquí se topó con Luis Miguel Dominguín, como sabemos todos los españolitos de a pie, ya que el torero se encargó de divulgar su conquista a los cuatro vientos. Antes fue Mario Cabré y el rodaje de "Pandora y el Holandés errante". Fue en ese momento cuando Ava se enamoró de nuestro país.

Circulan cientos de historias de Ava a su paso por España. Una de ellas es que solía invitar a su apartamento a jóvenes imberbes y los seducía mientras de fondo sonaba un disco que regaló Frank a Ava. Un disco completo que él grabó en exclusiva para ella. Sí, todo pinta a que era uno de esos amores que matan. Ava se desquitó de Frank (que la persiguió a España como un poseso) con juergas  y con todo el alcohol que pudo consumir.

Ava, también llamada “El animal más bello del mundo", nació  en una familia muy pobre de cultivadores de algodón y tabaco en Carolina del Norte. Una de sus hermanas mayores contrajo matrimonio con un fotógrafo de New York. Éste tipo, -- el cuñao para entendernos--, fue clave en el estrellato de Ava Lavinia. Le hizo unas fotos, las colgó en su escaparate de la Quinta Avenida y Voilá!, acertó a pasar por allí un cazatalentos de la metro e hizo de Ava una de de las estrellas más fulgurantes del firmamento de Hollywood.

Frank nació en el Estado de Nueva York, en Hoboken. De madre activista por los derechos de la mujer y padre tabernero y bombero, sobrevivió en los suburbios. Muy pronto dio que hablar. Llegó a tener un Oscar y todos los premios habidos y por haber de la industria de la música. Casi, también todas las mujeres habidas y por haber. Antes de caer en las garras de Ava tuvo un matrimonio tradicional con Nancy Sinatra.
 Pero, las señoras primero
 Antes de Frank, Ava fue objeto de una obsesión enfermiza por parte de Howard Hughes, a quien rechazó su propuesta matrimonial en varias ocasiones. Sí se casó con Mickey Rooney, con quien no llegó al año. Le siguió Artie Shaw, con similar fortuna hasta que llegó Frankie ojos azules, con el que vivió…vivieron seis tempestuosos años. 

Frankie confesaría  años después que nunca jamás llegó a querer a nadie como a ella“ No me gustaría volver a sentir lo mismo por ninguna mujer; fíjate el daño que me hizo”.

En la ruleta de la vida de Sinatra hay muchas mujeres y variopintas. Después de AVA, vino Mía. Un contraste brutal. La madre de Mía Farrow, Maureen O’ Hara vio fatal ese matrimonio, que acabó pronto. Pretendió a Lauren Bacall, incluso le pidió en matrimonio. Otras mujeres fueron Judy Garland, Lana Turner, Kim Novak, , Nancy Barbato, Barbara Max y…atención, Marilyn Monroe. La actriz estableció una relación de dependencia con Frank, de tal calado, que él terminó por abandonarla…aunque no del todo. Se dice que "Sinatra sentía una mezcla de atracción y compasión por ella. El matrimonio hubiera sido una forma de salvarla de su peor enemigo: ella misma".
Se sintió muy culpable de su muerte porque, si algo bueno tenía Frankie, aparte de su gran afición a las juergas locas y a las faldas, era la gran lealtad que profesaba a sus amigos, como demostró con ese grupo que se denominaba el Rat Pack.
Ava fue un tornado en la vida de Frank y viceversa. Un tornado que dejó tocados a ambos en uno de esos amores que matan, pero ya lo dice Sabina…los amores que matan, nunca, nunca mueren.




1 comentario:

Oscar Martín dijo...

Buena pareja esta....

saludos surfeados por la red,
desde Madrid.