miércoles, septiembre 26, 2012

Es la democracia, es la duda

Sólo para que conste, voy a pegar, literal, la definición de Democracia que usted como yo puede encontrar en la WIkipedia: "Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo (...) En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales". 


 A todo esto añadiré que: 

1) Ganar unas elecciones legitima a los políticos en su toma de decisiones pero, puesto que les pagamos nosotros. Puesto que están ahí porque los elegimos ¿No deberían escuchar a sus votantes? En pocas palabras. La ya famosa frase hecha: ganar unas elecciones no es un cheque en blanco.

 2) La credibilidad de las instituciones está dañada. La de los políticos también. Prometer y no cumplir es algo tan habitual que nadie los cree.

 3) Actuar fuera de este sistema democrático lo pone en serio riesgo. Esto no es un juego.
  
 4) La violencia, venga de donde venga, es un método deleznable para resolver conflictos. Comprendo la rabia. Existen unos punch de boxeo infalibles para descargar tensiones.

 5) El pueblo español se siente defraudado. Las manifestaciones son una muestra de ello. Pero hay mucha otra gente que no se manifiesta y su grado de decepción no es menor. Los dirigentes hacen mal en: 
                         Pretender silenciar lo que es un clamor 
                           Responder con agresividad a las quejas del pueblo

6) La libertad de expresión es un derecho inviolable, sagrado. Me asquean las frases lapidarias vengan de donde vengan. El ataque sistemático a alguien porque no dice lo que tú piensas. Los linchamientos colectivos. La absoluta cerrazón de determinados grupos, sean de derecha o de izquierda, que NUNCA dudan, nunca se cuestionan sus dogmas ni otras posibilidades que las que pueblan sus cabezas. 

7) Pensar es algo molesto. Te obliga a sujetarte los machos del instinto. Te obligan a replantearte tu rabia, a realizar el fatigoso ejercicio de la empatía, a considerar que a lo mejor tú estás equivocado y el otro pueda, quizá en parte o en su totalidad, llevar algo de razón.

8) Para el poder, venga de donde venga, sea de izquierdas o derechas, sea democrático o fascista, le es mucho  más fácil manejar una masa que repiten consignas sin pararse a PENSAR. Sin permitirse el saludable lujo de DUDAR.

Descartes decía: Pienso, luego existo. Añado: Dudo, luego existo.