jueves, septiembre 08, 2016

El juego

     

 Raúl me llamó al móvil cuando más ensimismada me encontraba. No me dijo ni buenas tardes.
 —No me importa donde estés ni con quién estés, quiero que te toques. Solté una carcajada sonora
 —Sabes que ese es un modo pésimo de intentar seducirme ¿Verdad?
 —Te diría que te dieses la vuelta porque me encontrarías a tus espaldas pero lo cierto es que estoy frente a ti.
 —No lo puedo creer ¿En uno de esos balcones?
 —Soy el impresionante macho de torso desnudo y toalla blanca anudada a la cintura.

 Me asomé a la barandilla, intenté encontrarle entre aquel mosaico de cristales, cortinas, venecianas y persianas enrollables de todos los colores
 —Lo cierto es que eres un macho impresionante
 —Ya se te han quitado las ganas de reír
 —Hombre, me parece un poco psicópata de tu parte localizar donde vive mi amiga y buscarte un piso enfrente.
 —Soy así de chulo. Les pagué a los inquilinos para que me lo dejasen dos días.
 —¿Y qué vas hacer? ¿Exhibición de tus encantos?
 —Mis encantos están casi todos a la vista. ¿Me harías un favor? Quiero que te desnudes, muy despacio. Que desabroches los botones de esa camisa blanca tan monjil que llevas. Así, un botoncito; otro después.

 Le fui obedeciendo. La camisa resplandecía, salpicada por el sol y el brillo de mi laca de uñas. Le miraba divertida.
 —Quiero que te quites el sujetador. Dejé al aire mis senos. La camisa no estaba desabotonada del todo
 —Me gusta lo que veo. Son redondos, firmes, pequeños
 —Como una copa de champán, sí
 —Muéstrame un poco más, eso es...Son como naranjitas que caben en una mano. Preciosas. Y tu pezón es rosa —Raúl, creo que deberías quitarte la toalla —A la orden. —

Me encantó su obediencia, su miembro relajado y feliz pero con un considerable incremento en su grosor. —Vaya, pues sí que te gustan mis tetas —sonrisa satisfecha— ¿Y cómo termina este juego, cariño? Porque aunque no te lo creas, me estoy empezando a aburrir. — Este juego acaba de comenzar. Sonó el timbre. Apareció un camarero con una bandeja llena de frutas distintas. El juego de hoy se titula: quiero verte comer.